Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Una plataforma de 900 toneladas amenaza con destrozar el mítico radiotelescopio de Arecibo

Estado actual de los cables de soporte del radiotelescopio de Arecibo en fotos captadas mediante un dron.
Estado actual de los cables de soporte del radiotelescopio de Arecibo en fotos captadas mediante un dron.
Foto: UCF Today

La reciente rotura de dos cables ha dejado al radiotelescopio de Arecibo en un estado excepcionalmente precario hasta el punto de que los técnicos temen que la mítica instalación sufra un nuevo derrumbe, esta vez con consecuancias catastróficas para su futuro.

Advertisement

El problema es que, tras romperse los dos cables, la plataforma de 900 toneladas que cuelga sobre la gran antena parabólica del observatorio está sujeta solo por un cable auxiliar y varios secundarios, y el estado de estos cables no es precisamente bueno según un reciente examen practicado por la Universidad Central de Florida (UCF).

Los problemas comenzaron el pasado 10 de agosto, cuando uno de los cables auxiliares cayó sobre la antena causando daños extensos. El 6 de noviembre falló uno de los cables principales, lo que no hizo sino empeorar la situación. Desde aquel momento se estableció un perímetro de seguridad alrededor de la instalación y solo los técnicos encargados de estudiar los daños para resolverlo están autorizados a entrar. Ahora mismo hay un equipo de ingenieros de la UCF examinando la estructura junto a técnicos de la Universidad Ana G. Méndez y de la compañía Yang Enterprises.

Advertisement

Construido a comienzos de los años 60, el venerado observatorio ya acusa lo avanzado de su edad. Sus instalaciones han sido utilizadas por científicos de todo el mundo para una amplia gama de tareas que incluyen ciencias planetarias y el estudio de estrellas, pero también atmosféricas. Arecibo se ha usado para tratar de localizar señales extraterrestres y también para localizar asteroides potencialmente peligrosos. Sus instalaciones han servido de escenario para películas como GoldenEye en 1995 y Contact en 1997. La historia de Arecibo también está llena de problemas. Ha soportado terremotos, huracanes y no poca incertidumbre fiscal.

Los daños que el huracán María provocó en el radiotelescopio en 2017.
Los daños que el huracán María provocó en el radiotelescopio en 2017.
Foto: AP Images (AP)
Advertisement

Los ingenieros que trabajan ahora en el radiotelescopio están tratando de averiguar la causa de que se rompieran los cables. El examen se está realizando mediante drones con cámaras. En teoría, el cable principal debería haber resistido la rotura del auxiliar el pasado mes de agosto, pero por causas que se desconocen no aguantó. Los informes preliminares apuntan a que el desgaste provocado por las inclemencias meteorológicas a lo largo de tantos años y el peso extra soportado tras la rotura del primero fueron suficientes para provocar que fallara.

El informe de la UCF explica que el problema es que ahora hay menos cables soportando el peso de la estructura, y eso incrementa las posibilidades de que falle otro. Si eso ocurre es muy probable que la plataforma colapse, destruyendo completamente la antena bajo ella.

Advertisement

Las imágenes muestran que algunas de las fibras de los otros cables ya están rotas, lo que hace que la situación sea mucho más grave. Mike Nolan, investigador del Laboratorio Planetario en la Universidad de Arizona explica así la situación:

Parece que el fallo del cable original se debió a un defecto de fabricación oculto todo este tiempo. Mi hipótesis es que los recientes terremotos en Puerto Rico activaron ese fallo. Ahora que el segundo cable ha fallado debido aparentemente al estrés la preocupación crece. Hay seis cables más sosteniendo la estructura desde la torre. Si fallan dos más se vendrá abajo con toda seguridad.

La prioridad ahora es tomar una decisión rápida sobre los cables restantes, bien sea para reducir el peso que soportan o para reforzarlos, o para una combinación de ambas soluciones.

Advertisement

Los responsables del observatorio ya han encargado dos cables nuevos y están tratando de acelerar su fabricación. Al mismo tiempo han solicitado asistencia financiera a la Fundación Nacional de Ciencia (NSF) para gestionar las reparaciones temporales hasta que lleguen los repuestos. Según estimaciones realizadas por los oficiales del observatorio y recogidas por AP, reparar Arecibo tiene un coste cercano a los 12 millones de dólares.

El portavoz de la NSF Rob Margetta ha declarado que la agencia dispone de todos los fondos necesarios para asegurar las reparaciones preliminares y la evaluación de los daños desde la primera rotura y que actualmente se encuentra a la espera de los informes periciales y de una estimación de costes. Hasta entonces no pueden dar una respuesta sobre el futuro del observatorio. El portavoz de la NASA Joshua Handal ha añadido que una vez los daños sean debidamente precisados la NSF consultará con sus accionistas (en los que está incluida la NASA) para determinar cómo proceder.

Advertisement

El observatorio de Arecibo no es el radiotelescopio más grande del mundo, pero sigue siendo uno de los más grandes y potentes a la hora de emitir o recibir señales de radar. Abel Méndez, profesor asociado de física y astrobiología en el Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de la Universidad de Puerto Rico-Arecibo explica que esta capacidad de radar hace del radiotelescopio el mejor instrumento del planeta a la hora de estudiar las propiedades y trayectoria de asteroides potencialmente peligrosos.

Advertisement

La situación de Arecibo ya está creando problemas para la ciencia. La Investigadora Anne Virkki ha expresado su preocupación por no poder usar Arecibo para estudiar el asteroide Apophis. En Marzo de 2021. Apophis pasará a 16,9 millones de kilómetros de la Tierra. La idea de la comunidad científica era aprovechar ese paso para recabar todos los datos posibles sobre ese asteroide potencialmente peligroso. La avería de Arecibo va a complicar mucho esa tarea, y tanto Virkki como los demás astrofísicos están pendientes de ver si la situación puede resolverse a tiempo.

Share This Story

Get our newsletter