Botes de Nutella de kilo (950 gramos) a 1,41 euros. Esa ha sido la sugerente oferta que ha lanzado la cadena francesa de supermercados Intermarché. La oferta ha desatado la barbarie. Empujones a ancianos, tirones de pelo, gritos, puñetazos y estampidas humanas por hacerse con la preciada crema para untar.

Advertisement

La policía francesa ha registrado disturbios en los supermercados de varias ciudades del país. En los que han tenido más suerte, las existencias de la Nutella rebajada han durado 15 minutos después de una cola a la entrada. En los menos afortunados, se han registrado heridos de diversa consideración.

“La gente se apilaba, lo tiraba todo y rompieron algunas cosas. Era como una orgía. Estuvimos a punto de llamar a la policía”, relataba un empleado de la cadena Intermarché de la ciudad de Moselle. En otro establecimiento, un comprador se quejaba: “Eran como animales. Le tiraron del pelo a una señora. A una anciana le arrojaron una caja a la cabeza. Había alguien que sangraba por la mano”.

Advertisement

Ferrero ha lamentado los incidentes pero ha declinado toda responsabilidad, alegando que la promoción (un descuento del 70% sobre el precio original de 4,50 euros) es responsabilidad exclusiva de Intermarché. Los dueños de la cadena han pedido disculpas por los altercados. En algunos establecimientos de Intermarché se han agotado las existencias de Nutella para tres meses. Se calcula que cada año se consumen en el mundo 365 toneladas de Nutella. [vía The Guardian]