GIF: TheHorrorDome

La historia tuvo lugar hace unos meses en el pequeño pueblo de Ipswich en Reino Unido. Una noche cualquiera, aunque una con fuertes vientos, los habitantes de la zona comenzaron a escuchar lo que parecían los primeros acordes de una conocida canción infantil. Al tema le siguieron otros.

Aquellas primeras notas reconocibles eran de It’s Raining, It’s Pouring, una de tantas canciones para los más pequeños. Ocurre que escucharla cantada por un niño en mitad de la noche y desde algún punto indefinido del exterior de las calles se puede convertir en la sirena más espeluznante, una digna de una película de terror.

Poco después, el medio The Ipswich Star informó sobre el extraño caso. Una persona local lo describió como “algo de una película de miedo”. De hecho, el vídeo que podemos ver a continuación es una grabación hecha por una persona de Bramford Road con la extraña alarma activada.

Según el medio:

Unos días después, una madre cuyos hijos llevaban días aterrorizados con los sonidos decidió que ya era suficiente. Sus dos pequeños se habían despertado casi todas las noches con la interpretación distante de “It’s Raining, It’s Pouring”. La mujer habló con los medios y dijo que el tono amenazante de la canción la había asustado y cuestionado si estaba imaginando cosas. Después de meses de tormento, finalmente informó de la queja inusual al Consejo Municipal de Ipswich. 

Advertisement

El pueblo se preparó, y cuando comenzó a sonar en mitad de la noche el primer tema una vez más, empezaron a rastrear la señal de la música desconcertante hasta llegar a un altavoz instalado en un local industrial en la vecina zona de Farthing Road. El consejo emitió poco después el siguiente comunicado de prensa:

Esto es un caso único en nuestra experiencia: era difícil de creer que una canción de cuna sonara a media noche. Sin embargo, tomamos todas las quejas muy en serio y les pedimos a los residentes que se pusieron en contacto con nosotros y que nos avisen cuándo se estaba reproduciendo para poder investigar el caso adecuadamente.

Recibimos una llamada alrededor de la medianoche e inmediatamente fuimos a la zona de Bramford Road para averiguar más: escuchamos la canción infantil que sonaba desde un local industrial y sonaba muy extraña a esa hora de la noche. Apreciamos que las personas que viven cerca lo encuentren bastante espeluznante.

Advertisement

Image: La música sonaba cada vez que una araña como esta se arrastraba a través de una cámara CCTV conectada a una alarma

Sin embargo, detrás de esta macabra broma no había una persona. Los culpables de esta situación, según el Consejo Municipal de Ipswich, son las arañas. Tal y como dice el comunicado de los dueños de la propiedad donde se encontraba la sirena:

Se supone que el sonido solo actúa como un elemento de disuasión para los ladrones oportunistas que entran en nuestra propiedad, y estaba diseñado solo para ser escuchado por personas en nuestra parcela privada. Ahora somos conscientes del problema: los sensores de movimiento fueron activados por las arañas que se arrastran a través de los lentes de nuestras cámaras y parece que los han subido demasiado fuerte. Hemos hablado con el residente que nos llamó la atención y lo hemos ajustado para que no vuelva a suceder.

Advertisement

Por cierto, según la BBC, la “pesadilla” se prolongó durante algunos meses más, noches silenciosas que daban paso a las canciones.

Cosas de arañas. [Boing Boing, BBC]