Cronología de los ataques DDoS que afectaron a Estados Unidos y Europa. Gif: Andrew Liszewski / Gizmodo

Una pieza muy importante de la infraestructura de Internet fue v√≠ctima de un gigantesco ataque DDoS que tumb√≥ servicios como Twitter, Spotify, Netflix, PayPal y Amazon. Wikileaks atribuye a sus seguidores la autor√≠a del ataque, como una muestra de apoyo por los √ļltimos acontecimientos.

Advertisement

El lunes pasado, los seguidores de Wikileaks pensaron que Julian Assange hab√≠a muerto. En Twitter, Wikileaks public√≥ una serie de tuits cr√≠pticos que algunos usuarios reconocieron como un dispositivo de hombre muerto. Lo que ocurri√≥ en realidad fue que el gobierno de Ecuador hab√≠a dejado sin Internet a Assange por interferir en la campa√Īa de Hillary Clinton con sus √ļltimas filtraciones, de modo que Wikileaks activ√≥ un plan de contingencia para seguir funcionando sin comunicaci√≥n con su editor.

Todo indica que Estados Unidos ejerci√≥ una gran presi√≥n sobre Ecuador para conseguir callar a Assange, y es que el fundador de Wikileaks parece tener cierta preferencia por Rusia en esta guerra cibern√©tica que se ha desatado entre Rusia y Estados Unidos durante la campa√Īa electoral. Que Assange se quedara sin Internet ha sido interpretado como un ataque directo a Wikileaks por parte de la inteligencia estadounidense, pero de ah√≠ a creer que los seguidores de Wikileaks est√°n detr√°s del ataque que tumb√≥ buena parte de la infraestructura de Internet... hay un trecho.

Advertisement

Sin embargo, eso es justo lo que tuiteó Wikileaks esta misma tarde:

El se√Īor Assange sigue vivo y Wikileaks contin√ļa publicando. Pedimos a nuestros seguidores que dejen de atacar el Internet de los Estados Unidos, ya hab√©is demostrado lo que pretend√≠ais.ÔĽŅ

Dos grandes grupos de hacktivistas, Anonymous y New World Hackers, se hab√≠an adjudicado ya la autor√≠a del ataque, indicando que todo hab√≠a sido una represalia por la decisi√≥n de cortar el acceso a Internet de Julian Assange. No obstante, tras analizar las im√°genes que New World Hackers aport√≥ como prueba de su participaci√≥n, la firma de seguridad Flashpoint concluy√≥ que eran en realidad una panda de ‚Äúimpostores‚ÄĚ.

Advertisement

En Estados Unidos, tanto el FBI como el Departamento de Seguridad Nacional est√°n estudiando el caso. Aunque todav√≠a no han encontrado a un culpable, todo indica que no se trata de un ataque orquestado por ning√ļn gobierno. En otras palabras, no hay pruebas de que Rusia est√© implicada.

El ciberataque estuvo bien organizado, tuviera o no que ver con Wikileaks. Los hackers utilizaron decenas de millones de direcciones IPs diferentes para conseguir tirar los DNS de Dyn, probablemente a través de una botnet creada con dispositivos inseguros conectados al Internet de las cosas.