Entrada a la mina de Prosper-Haniel en la actualidad. Foto: Wikipedia

Que Alemania se está tomando muy en serio el teme de las energías renovables no es nada nuevo. Lo que sí es nuevo es lograr que una mina de carbón produzca electricidad sin contaminar. Científicos alemanes trabajan precisamente en eso en la mina de Prosper-Haniel, al noroeste del país.

Prosper-Haniel es una mina subterránea que lleva produciendo carbón alrededor de 50 años, pero el gobierno alemán ha programado su cierre definitivo para 2018. Ese año comenzarán las obras para convertirla en una central hidroeléctrica que proporcionará 200 megavatios de energía limpia para dar electricidad a más de 400.000 hogares.

Advertisement

El proyecto lleva en desarrollo desde 2012 y será el primero de una serie de transformaciones similares que se extenderán a otros yacimientos del país. ¿Como se extrae electricidad de una mina? La solución es ingeniosa y pasa por inundarla de agua. Prosper-Haniel tiene más de 26 kilómetros de galerías que se adentran 600 metros en el interior de la tierra. El proyecto aprovecha precisamente eso, el desnivel, un tesoro que no existe en la región, que es una llanura sin elevaciones naturales de importancia.

El proyecto construirá un enorme lago artificial sobre la mina que inundará los túneles de agua. Estos túneles convertidos en conductos formarán un circuito que alimentará una serie de turbinas igual que en una central hidroeléctrica convencional, pero bajo el agua.

Una serie de generadores eólicos ayudarán al sistema a bombear los casi un millón de metros cúbicos de agua de vuelta a la superficie cuando sea necesario. El proyecto tiene la ventaja de que apenas modifica el paisaje sobre la mina y no requiere desviar o modificar el curso de ningún acuífero de la zona. Basta con aprovechar las abundantes lluvias de la región de manera controlada. Tampoco genera ningún tipo de contaminación porque no explota combustibles fósiles. Tan solo aprovecha las galerías excavadas y su desnivel.

Advertisement

Se espera que la central hidroeléctrica subterránea entre en actividad para 2025. El proyecto no es el único en su clase. En Reino Unido y en una mina de oro abandonada de Australia se están proponiendo iniciativas similares. [UPSW vía Science Alert]