Los E-4B Nightwatch o Boeing E-4 Advanced Airborne Command Post no son aviones corrientes. Solo hay cuatro en el mundo y todos pertenecen a Estados Unidos. Se trata de los centros de mando móviles desde los que el alto mando del país coordinaría la respuesta en caso de una eventual guerra nuclear.

AiirSource Military ha publicado un vídeo muy poco común que muestra cómo es ese centro de mando volador. Irónicamente, el vídeo comienza en una cocina con un microondas y varias tartas al fondo. La idea de un grupo de generales comiendo tarta mientras ordena ataques nucleares parece sacada de una canción de Black Sabbath, pero es que los E-4B Nightwatch son auténticas oficinas con alas y capacidad para albergar hasta 112 personas en tres cubiertas. El avión en sí es una versión completamente modificada del Boeing 747-200B.

Foto: Wikipedia

La cubierta superior, más pequeña, está reservada a los pilotos, el navegante y el ingeniero de vuelo. En la cubierta intermedia es donde reside la mayor parte de la tripulación y es donde está la cocina arriba mencionada, una sala de conferencias, la sala de operaciones y hasta una suite y oficina.

En caso de guerra, los E-4B están preparados para volar hasta 34 horas y media sin repostar y pueden llenar sus tanques en el aire como los cazas. En circunstancias extraordinarias el avión está preparado para mantenerse hasta una semana sin tener que pisar tierra. [AiirSource Military vía Popular Mechanics]