La Armada de los Estados Unidos lleva años desarrollando un nuevo tipo de cañón de riel para que forme parte del arsenal de sus portaaviones y navíos. Todavía falta mucho tiempo para que esté lista, pero las últimas pruebas nos dan un adelanto de lo que podrán hacer estas potentes armas.

Las pruebas fueron realizadas el pasado 17 de noviembre de 2016, aunque no ha sido sino hasta ahora que el Departamento de Investigación de la Armada estadounidense hizo públicos los detalles. En un vídeo de menos de dos minutos el laboratorio reveló los disparos que llevó a cabo el cañón de riel, además de todo el proceso de preparación necesario para las pruebas.

Advertisement

Advertisement

Originalmente estas pruebas se iban a llevar a cabo a bordo del buque de guerra USNS Trenton, pero esto ha sido pospuesto hasta 2018.

Un cañón de riel electromagnético es capaz de disparar proyectiles a unos 200 kilómetros de distancia con una velocidad 6 veces superior a la del sonido. Estas armas utilizan descargas eléctricas para sus disparos y no explosivos, lo que hace que requiera de un complicado sistema electromagnético que hoy en día sería difícil (o muy poco práctico) de implementar en un buque. Una vez esté listo, la armada espera ahorrar muchísimo dinero por cada disparo de este cañón de destrucción masiva, en comparación a otras armas modernas. Además, también podrán disparar coches. [US Navy Research vía Popular Mechanics]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.