¿Cómo crear las extremas condiciones del vacío espacial en la Tierra? En lo que a comunicaciones se refiere, la respuesta es la denominada Zona de Silencio, una peculiar instalación que la Agencia Espacial Europea mantiene en Países Bajos. Este laboratorio recubierto de púas de material aislante permite chequear como reaccionarán las antenas de radio de los satélites en el vacío del espacio.

El centro es conocido como Compact Payload Test Range. Como la denominación no es muy sexy, la ESA ha organizado un concurso para buscarle un nombre más apropiado. Para participar, basta con enviar vuestra propuesta con una breve descripción a estecpr@esa.int, e incluir la palabra Competition en el encabezado del email. El concurso está abierto solo a los ciudadanos de países miembros de la Unión Europea.

Advertisement

La zona del silencio está confinada entre paredes metálicas que forman una Jaula de Faraday que anula todas las comunicaciones electromagnéticas que vienen del exterior, sean señales de radar, de móvil o de cualquier otro tipo. En cuanto a los picos de espuma aislante, sirven para absorber las señales de radio internas, y así simular las condiciones a las que tendrán que enfrentarse los dispositivos de telecomunicaciones en el vacío espacial. Las superficies blancas sirven para hacer rebotar la señal y hacerla llegar al satélite en las mismas condiciones que en el espacio.

La instalación permite alinear y configurar antenas de hasta ocho metros de diámetro que luego irán instaladas en todo tipo de satélites. Las comunicaciones, por ejemplo, de los satélites Galileo, o de la sonda Rosetta (bajo estas líneas) se probaron antes en esta Sala del Silencio. [ESA]

Fotos: ESA