El último lanzamiento de la NASA ha terminado mal. El cohete no tripulado Antares, que debía partir hoy hacia la Estación Espacial Internacional (ISS) con material de abastecimiento, ha explotado apenas seis segundos después de su despegue, realizado en las instalaciones de la NASA en la Isla Wallops, Virginia.

Antares era un cohete diseñado y fabricado por la compañía privada Orbital Sciences Corporation. La empresa de momento solo ha explicado que se ha producido un "fallo catastrófico" durante el lanzamiento y asegura que comenzarán a investigar para analizar lo ocurrido. Puedes ver debajo las tomas del momento del despegue y la explosión:

La NASA ha emitido un comunicado en el que aseguran que continúan confiando en Orbital Sciences como proveedor y seguirán con los lanzamientos de abastecimiento con ellos una vez se conozca qué ha podido ocurrir.

El vehículo no estaba tripulado, pero llevaba más de 2.200 kilos de material y equipamiento a bordo de una cápsula Cygnus de reabastecimiento con destino a la Estación Espacial Internacional. En este enlace se detalla cuál era el cargamento del módulo Cygnus. La mayor parte era equipamiento científico para diferentes proyectos de la estación y más de 600 kilos de comida. De momento, la ISS no corre ningún peligro de desabastecimiento y la próxima misión para enviar material se realizará en diciembre con SpaceX.

Se da la circunstancia de que el cohete debió haber despegado el lunes 27, pero la entrada de una embarcación de recreo en el área de seguridad alrededor de la zona de lanzamiento acabó obligando a abortar la misión y trasladarla al martes 28. El Antares despegaba desde la base aérea Wallops de la NASA, en la costa de Virginia, Estados Unidos. [NASA vía Brad Panovich]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)