Dos agencias de márketing brasileñas han creado unas vallas publicitarias tipo marquesinas que funcionan como trampas mortales para el Aedes aegypti. Los paneles liberan dióxido de carbono y una solución de ácido láctico que imita el olor del sudor humano para atrapar al mosquito portador del zika.

“Este panel mata a cientos de mosquitos del zika y dengue al día”, se puede leer en las marquesinas que hay distribuidas por Río de Janeiro. La falsa transpiración (y respiración) que emiten consigue atraer a los mosquitos en un radio de 2,5 kilómetros. El animal accede por un mecanismo instalado en la parte de abajo de la valla, queda atrapado y acaba muriendo en su interior.

Las especificaciones técnicas del invento están disponibles bajo licencia creative commons en la web del proyecto. Sus creadores aseguran que cada panel tiene un coste de 280 dólares, y esperan que otras ciudades puedan fabricarlas. Pero ya hay quien cuestiona si es buena idea atraer a los mosquitos portadores de esta peligrosa enfermedad a los núcleos urbanos, con tanta gente alrededor.

Advertisement

Brasil es el país más afectado por el virus del Zika. Sólo en Brasil se han registrado más de un millón y medio de casos desde abril de 2015, de acuerdo con la OMS. La enfermedad tiene al mundo en estado de emergencia sanitaria por su relación con la microcefalia en recién nacidos. [Mosquito Killer vía BBC]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.