El humilde ladrillo es la base de miles de edificios de todo el mundo y proporciona su particular estilo a muchas fachadas. Aunque el ladrillo es un elemento natural, fabricarlo consume muchísima energía. Un grupo de investigadores del MIT cree haber encontrado la alternativa perfecta para el ladrillo del futuro. Es más barato, no contamina, y es negro.

Los ladrillos se fabrican a partir de adobe, pero para su cocción se utilizan hornos que alcanzan temperaturas de más de 1.000 grados celsius. Ese proceso consume muchos recursos energéticos, por no hablar de los contaminantes que se generan al utilizar combustibles fósiles para los hornos. Fabricar ladrillos tradicionales también tiene la pega de que consume muchísimo suelo que podría destinarse a otros fines, como los cultivos.

Advertisement

Investigadores del MIT creen haber encontrado el ladrillo del futuro. Está hecho a partir de celulosa proveniente de restos de papel y cartón reciclado, hidróxido de sodio, extracto de lima, y una pequeña cantidad de arcilla. El ladrillo, que ha sido bautizado como BLAC Brick, no necesita cocción en horno. Se endurece a temperatura ambiente gracias a un proceso químico que desencadenan sus propios componentes.

El nuevo ladrillo forma parte de un amplio proyecto de innovación en materiales de construcción que la compañía India Tata ha puesto en marcha en la ciudad de Muzaffarnagar, al norte de Nueva Dheli. BLAC Brick es más barato de producir que los ladrillos de toda la vida, pero aún tiene que pasar las correspondientes pruebas de durabilidad a largo plazo. [MIT vía Fast Company]

Foto: MIT

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)