La cápsula Soyuz se lleva utilizando desde 1968 en viajes tripulados para llevar y a traer a los astronautas primero a las estaciones espaciales de Salyut y Mir, y ahora a la Estación Espacial Internacional. Con espacio para tres astronautas, el viaje de vuelta y la reentrada en la atmósfera es el momento más delicado. La velocidad y el rozamiento con el aire convierten a la Soyuz casi en una bola de fuego. Esto es lo que se ve desde el interior.

La imagen está grabada por un astronauta desde dentro de la Soyuz en el momento de la reentrada en la atomósfera durante un viaje de vuelta de la ISS. La cápsula se convierte, literalmente, en un bólido envuelto en fuegos artificiales. Puedes ver la imagen al completo en el vídeo debajo de la NASA (a partir del minuto 12:40):

Y así queda por fuera al aterrizar:

En este otro vídeo puedes ver más en detalle todo el proceso de reentrada de la Soyuz en la atmósfera:

[vía NASA. h/t: Attila Nagy]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)