El cosmos nos reserva una de sus citas más bonitas para las calurosas noches de agosto. Se trata, cómo no, de la lluvia de meteoritos de las Perseidas. Además, este año hay más razones que nunca para salir al campo a presenciar este fenómeno. Habrá cinco veces más estrellas fugaces.

Las Perseidas son diminutas partículas de polvo cósmico que arden al entrar en contacto con la atmósfera provocando el destello que conocemos como estrella fugaz. Su origen está en el cometa 109P/Swift-Tuttle. A mediados de Agosto, la Tierra atraviesa una región con abundante polvo cósmico proveniente de la estela que deja Swift-Tuttle al acercarse al Sol.

Su nombre se debe a que la dirección de las partículas tienen su punto de origen en la constelación de Perseo. En España se las conoce como Lágrimas de San Lorenzo por su proximidad al día 10 de agosto, festividad que conmemora a este santo.

Advertisement

Las estrellas fugaces son visibles solo desde el hemisferio norte del planeta y ya se pueden apreciar desde los primeros días de agosto. No obstante, si queremos ver este fenómeno en su punto más álgido, las noches ideales para hacerlo son las que transcurren entre los días 11 y 12 de agosto. Normalmente, las Perseidas caen a un ritmo de unas 100 estrellas a la hora, pero este año se prevé que la lluvia sea mucho más intensa, con hasta 200 meteoroides por hora según la NASA. Según las predicciones del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) consultadas por La Información este año el fenómeno será especialmente intenso y podría alcanzar hasta 500 meteoroides por hora.

La ciudad, con toda su contaminación lumínica, no es el mejor lugar para ver las Perseidas. A continuación te recordamos algunos consejos que aumentarán tus posibilidades de ver este fenómeno:

Sponsored

  • Aléjate de la luz. Eso significa alejarse de las grandes ciudades y zonas de contaminación lumínica. Cuanto menos luz, mejor. Este mapa te ayudará a encontrar las zonas con menos contaminación lumínica.
  • Si hay nubes o mal tiempo, no verás nada. Si el cielo está parcialmente despejado, localiza una zona sin nubes para intentar ver la lluvia de estrellas.
  • Llévate tumbona. Es la mejor forma de observar este fenómeno, tumbado en el suelo, en una hamaca o tumbona. Y nada de prismáticos o telescopios, la velocidad a la que van las estrellas y el escaso espacio visible que atraviesan hacen que lo mejor sea observar a simple vista.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.