Mientras en París comienzan la Cumbre sobre el clima, en el Norte de China llevan tres días sin apenas ver el sol por culpa de la contaminación. El ministro de Medio Ambiente Chino ha reconocido que la densa nube de partículas en suspensión ya alcanza los 530.000 kilometros cuadrados.

En otras palabras, que la contaminación pesada en Pekin y el norte del país ya cubre un área superior a la de España (que tiene 509.000 Km cuadrados). El tamaño no es lo peor.

Los niveles de contaminación atmosférica han registrado este fin de semana niveles de PM 2,5 peligrosos en 23 ciudades del área Pekín-Tianjin-Hebei. Las PM 2,5 son las partículas en suspensión inferiores a 2,5 micrómetros y perjudiciales para los pulmones del ser humano. Solo en el área de Pekin, los niveles de estas partículas durante el domingo 29 de noviembre eran de 429 microgramos por metro cúbico, 23 veces por encima del límite recomendado por la Organización Mundial de la salud.

Advertisement

Ni siquiera es el récord en esta zona. A principios de noviembre, las chimeneas y calderas de carbón se encendieron para hacer frente al frío y elevaron la contaminación a 56 veces los niveles máximos recomendados.

Las imágenes del Observatorio Meteorológico de Hong-Kong muestran la enorme mancha gris sobre el norte del país. Según la previsión del Departamento de Medio Ambiente, la situación pasará de grave a moderada hacia el miércoles 2, cuando la velocidad del viento aumente y disuelva parte de la nube. [China News vía Quartz]

Fotos: Contaminación en China el fin de semana del 28-29 de noviembre. vía AP.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)