El invierno llega a China, y con él se dispara el consumo de carbón para calentar los hogares. Las emisiones de chimeneas y calderas vienen a sumarse a un aire ya cargado de contaminación. El resultado es una atmósfera prácticamente irrespirable en algunas zonas.

Advertisement

Es el caso de la ciudad de Shenyang, al noreste del pa√≠s. Sus estaciones de medici√≥n de contaminaci√≥n atmosf√©rica han registrado este fin de semana niveles de PM 2,5 superiores a los 1.400 microgramos por metro c√ļbico de aire. Es una cifra 56 veces por encima del l√≠mite recomendado por la Organizaci√≥n Mundial de la salud. La atm√≥sfera est√° tan cargada que la visibilidad se reduce a cien metros.

Por PM 2,5 se entienden las partículas en suspensión inferiores a 2,5 micrómetros. En 2013, un estudio médico británico confirmó la relación entre estas partículas y el aumento de la incidencia de cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares.

Advertisement

Advertisement

En muchas grandes ciudades de China, los niveles de contaminación han batido récords desde que las autoridades del país comenzaran a medirlos en 2013. En Shenyang, se ha comenzado a obligar a las empresas a sustituir el carbón por gas natural, pero los picos de contaminación como este son cada vez más frecuentes y llenan los hospitales de consultas por problemas respiratorios. [vía The Guardian]

Advertisement

Fotos: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)