E.T. El Extraterrestre es, para muchos de nosotros, el arquetipo de alienígena simpático. Sin embargo, su origen es bastante más oscuro, y los primeros diseños de la criatura estaban pensados para inspirar pesadillas, no ternura. El mítico especialista en efectos especiales Rick Baker ha publicado en su Twitter algunas imágenes de los primeros E.T. Esta es su curiosa historia.

Poco después de Encuentros en la tercera fase, Columbia Pictures se puso en contacto con Spielberg para que rodara una secuela. El director no estaba interesado en hacer una segunda entrega de su film, pero tampoco quería que Columbia Pictures la hiciese sin él, así que finalmente aceptó producirla.

Advertisement

La película que Spielberg tenía en mente llevaba por título Watch the Skies, y estaba basada en una historia que oyó durante el rodaje de Encuentros en la Tercera Fase de boca del ufólogo J. Allen Hynek. El argumento giraba en torno a una familia del medio oeste americano que comienza a ser acosada una noche por un grupo de extraterrestres con malas intenciones. Se trataba, en definitiva, de una película de terror y suspense. No faltó quien llegó a comparar el argumento con la inquietante y violenta Perros de Paja (Straw Dogs) de Sam Peckinpah, pero con extraterrestres.

Spielberg eligió al maestro Rick Baker para diseñar los alienígenas de la película. Baker, que por aquel entonces estaba trabajando en los efectos deAn American Werewolf in London, diseñó un muñeco animatrónico del líder de los extraterrestres que costó 70.000 dólares y cautivó a Spielberg.

La película tuvo que cambiar de nombre porque alguien había registrado Watch the Skies. Finalmente se tituló Night Skies. Spielberg quería que Lawrence Kasdan escribiera el guión, pero Kasdan estaba ocupado escribiendo la historia del Episodio V de Star Wars, así que finalmente apostó por John Sayles, guionista de Piranha.

Advertisement

Mientras el proyecto seguía adelante, Spielberg comenzó a tener serias dudas sobre el tono oscuro y violento de Night Skies. Tras mucho pensarlo, decidió cancelar el proyecto, pero una parte de él sobrevivió. En la película, el más joven del grupo de extraterrestres entabla amistad con el niño humano de la familia. Esa parte de la historia cautivó a la por entonces novia de Harrison Ford, Melissa Mathison, que acompañaba al actor durante el rodaje en Tunez de Raiders of the Lost Ark. Mathison convenció a Spielberg para aprovechar ese material. Así nació E.T. and Me, o lo que hoy conocemos como E.T. El Extraterrestre.

En cuanto a los diseños de Rick Baker, por poco no llegan a utilizarse. Spielberg quería que el entrañable monstruito de la película fuera diseñado por Carlo Rambaldi, y Baker tuvo una fuerte discusión por ello con el director. Columbia Pictures también estaba molesta con la cancelación de Night Skies, y no quería que E.T. fuese como otra película cursi de Disney, así que finalmente el trabajo de Baker fue tenido en cuenta. Afortunadamente para nuestros sueños infantiles, el aspecto de la criatura se suavizó bastante respecto a los inquietantes diseños del maestro del maquillaje y efectos especiales. [vía Rick Baker]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)