En The Force Awakens vimos el regreso de los tres protagonistas originales de Star Wars, aunque uno de ellos, Luke, solo apareció durante pocos segundos y no dijo ni una palabra. Mark Hamill asegura que en The Last Jedi encontraremos un Luke mucho más complicado y cambiado de lo que imaginamos.

El actor que lleva cuatro décadas interpretando al personaje llevó a cabo una entrevista con Associated Press en las que revela más pistas acerca del nuevo Luke Skywalker, y cómo ha cambiado con el paso de los años. Ya no es el mismo Luke que vimos en Return of the Jedi:

“Luke ha cambiado, me parece, más que cualquier otro personaje de la trilogía original, de un chico joven de granja sin nada experiencia a un Jedi en entrenamiento y ahora un maestro Jedi. Eso de lo que hablas es algo que me fascina. Entre Return of the Jedi y The Force Awakens hay décadas de historia que no conocemos, así que me he preguntado cómo van a manejar esta situación. Evidentemente en The Force Awakens J.J. (Abrams) tenía el plato lleno, era inevitable que me dejaran de lado. Lamenté no haber podido trabajar con todos los actores originales otra vez, pero esto ya no se tata de nosotros.

En esta nueva película le dije a Rian Johnson: necesito conocer mi pasado, dado que no lo tengo claro. Si ves donde está Luke ahora y lo que ha estado haciendo hasta entonces te haces una idea, por lo que justamente eso hice. Esto ya no es sobre Luke, pero tenía que darle sentido al personaje para mi. Y lo que escribió Rian del personaje me dejó encantado”.

Luke ha cambiado porque la traición de Ben Solo, mejor conocido como Kylo Ren, lo obligó a ello. Su escuela Jedi ha sido destruida y el que sería el nuevo elegido terminó siendo tentado por el lado oscuro de la Fuerza. Ya no es el mismo Luke alegre y sabio que vimos en la trilogía original de Star Wars.

Además de sus declaraciones, Hamill publicó una foto en Twitter más que sospechosa, en la que Luke pareciera llevar puesta una túnica Sith.

Es bastante posible que el Luke de hoy en día se haya visto tentado por el Lado Oscuro, aunque no necesariamente ha caído en él. Quizás se encuentra en un área gris, una en la que se niega a convertirse en villano pero a su vez está decepcionado del lado luminoso de la Fuerza.

Advertisement

Sea como sea, ya no es el mismo Luke que conocemos, algo que promete darle mucha más profundidad al personaje, haciéndolo más complicado y, quizás, lo veremos actuar en contra de sus principios en esta película.

Star Wars: The Last Jedi se estrena el 15 de diciembre. [Associated Press vía Esquire]