Foto: Charlie Neibergall / AP Images.

En Europa y gran parte de Latinoamérica es común encontrar los huevos almacenados a temperatura en la cocina sin ningún tipo de cuidado especial. Pero en Estados Unidos es otra historia: es obligatorio mantener los huevos refrigerados a aproximadamente 7 grados Celsius. ¿Por qué en otras partes del mundo no?

La razón tiene que ver con el cuidado que le dan tanto a las gallinas como a los huevos en las diferentes naciones. En Europa y muchos países de Latinoamérica las regulaciones sanitarias obligan a los avicultores a que vacunen a las gallinas contra la salmonella para evitar que sean infectadas y pasen la enfermedad a sus huevos, mientras que en Estados Unidos no lo hacen.

Advertisement

En la nación norteamericana también son muy cuidadosos cuando se trata de la salmonella por lo que creen que la mejor forma de proteger a sus ciudadanos es al lavar y desinfectar los huevos para después mantenerlos refrigerados a una temperatura entre los 4 y los 7 grados Celsius. De hecho, la Administración de Alimentos de los Estados Unidos lo exige por ley, y las personas se han acostumbrados a mantener su huevos en el refrigerador.

Pero en Europa y Latinoamérica no lavan los huevos de esta forma sino que sus medidas sanitarias pretenden evitar que la gallina se contagie con la bacteria en primer lugar. Al huevo no ser lavado su cáscara se mantiene intacta y puede proteger la yema de la bacteria, pero al lavarlo esto la debilita.

Entonces, ¿cuál es la forma correcta de mantener los huevos? Cualquiera de las dos. Ambas cumplen el propósito de proteger al consumidor de salmonella y cualquier bacteria, la diferencia es el método sanitario que cada territorio ha decidido implementar. [vía Authority Nutrition]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.