La Estación Espacial Internacional. Foto: NASA

Miles Soloman nunca ha viajado al espacio o subido a bordo de la Estación Espacial Internacional. Eso no ha impedido a este estudiante de 17 años de Sheffield, en el Reino Unido encontrar un error en los datos registrados por los medidores de radiación del laboratorio en órbita.

El error ha aparecido cuando Soloman revisaba un montón de archivos excel con datos de radiación provenientes de unos medidores que había instalado el astronauta británico Tim Peake y que han estado funcionando seis meses a bordo de la estación espacial. Al final de la tabla, había una serie de entradas que se supone que debían registrar cero radiación. En lugar de ello mostraban valores negativos, algo que no debería ocurrir. Soloman explicaba a BBC:

Advertisement

Advertisement

Me percaté de que no debería haber energía donde no había radiación, pro en lugar de ello mostraba un valor de -1. Lo primero que pensé es que era imposible que registraran energía negativa, así que tenía que ser un error.

Imagen de uno de los medidores de radiación, que tiene el aspecto de una memoria USB. Foto: NASA

Soloman y su profesor de física, James O’Neill, se pusieron en contacto con la NASA por email, y la agencia respondió que, efectivamente, se trataba de un error. La agencia explica que esa errata había aparecido antes en dos ocasiones, pero pensaban que el problema había ocurrido solo un par de veces al año y que estaba solucionado. En realidad estaba ocurriendo varias veces al día por culpa de un fallo en los algoritmos que procesan los datos de medición. La NASA ha enviado una nota de agradecimiento al joven estudiante.

¿Cómo es posible que un estudiante analice archivos Excel de la NASA? Esos archivos son públicos y forman parte de TimPix, un programa que pone a disposición de los alumnos del Reino Unido diferentes datos de investigación para que pongan a prueba sus conocimientos. Aparte de analizar los datos de radiación, el programa TimPix deja a los alumnos jugar con datos de investigación genética sobre enfermedades cardiovasculares, o datos sobre la atmósfera de Marte. Hasta tienen una réplica del Gran Colisionador de Partículas del CERN hecha en Minecraft.

La colaboración está dando sus frutos, no solo desde el punto de vista educativo, sino también para la NASA. El hecho, por cierto, de que exista un error en las mediciones de radiación a bordo de la estación no supone que haya habido ningún peligro para los astronautas a bordo del laboratorio en órbita. [BBC vía Science Alert]