Una fábrica de Intel. Imagen: Intel Custom Foundry

El infierno se ha congelado por un momento tras el anuncio de un acuerdo comercial entre Intel y ARM. El mayor fabricante de semiconductores del mundo va a licenciar los diseños de ARM para impulsar el negocio de Intel Custom Foundry. En otras palabras, va a fabricar chips ARM para terceros.

Intel pondrá a disposición de los clientes sus fábricas de primera línea y su avanzada tecnología de proceso de 10 nanómetros para la fabricación de componentes de SoC que han sido diseñados con la plataforma ARM Artisan. De las fábricas saldrán núcleos ARM de 64 bits, entre otros componentes físicos cuya propiedad intelectual pertenece a ARM.

Advertisement

Advertisement

El acuerdo fue anunciado durante una conferencia del Intel Developer Forum en San Francisco. “Creo que puede marcar una gran diferencia en la industria”, expresó sobre el escenario Will Abbey, quien dirige Artisan IP dentro de ARM. “Para mí, sencillamente tiene sentido”.

Intel y ARM dominan dos grandes mercados que están llamados a confluir. La empresa estadounidense intentaba desde hace años llevar sus procesadores Atom al mundo móvil para competir con ARM, pero ha acabado tirando la toalla. Con este acuerdo se abre “una nueva era para el diseño móvil alta gama”, en palabras de la compañía británica —recientemente adquirida por Softbank.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.