Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El año 2019 nos ha dado sorpresas de todos los tipos y colores, la mayoría terribles, pero nos estaba reservando la mejor de todas ahora que aparece la navidad. Los residentes en el Área de la Bahía de California se han despertado con la playa inundada de lo que parecen cientos de penes rosados vibrantes.

Como le ha explicado el residente David Ford a Vice:

No tenía idea de lo que podrían ser ... avancé durante dos kilómetros. Caminé durante otra media hora y estaban dispersos por todas partes. Había gaviotas alineadas en la playa todo el camino que habían comido tanto que apenas podían pararse.

Sin saber muy bien qué tenía delante, Ford contactó a un biólogo en Bay Nature, quien le explicó que sí, que esos seres rosados ​​e hinchados se ven como un montón de penes, y que en realidad son una extraña especie de gusano marino conocido como el “fat innkeeper” (Urechis caupo) o, más coloquialmente, el pez pene. Según el biólogo Ivan Parr:

Sí, el diseño físico del gusano explica muchas cosas. La criatura está perfectamente formada para una vida bajo tierra.

Advertisement

En cualquier caso, resulta difícil quitarnos de la cabeza la imagen mental de una playa plagada de penes rosados. Al parecer, el gusano marino se ha encontrado a lo largo de la costa oeste de Estados Unidos, una criatura de aproximadamente 25 centímetros de largo que construye su hogar en arena o barro, enterrándose en un túnel seguro en forma de U con una entrada que se parece a una “chimenea” . Según Parr:

Cuando la marea está baja, el gusano se desliza hacia la chimenea de su madriguera y exuda una red mucosa pegajosa de un anillo de glándulas. A veces puedes ver estas redes mucosas, que parecen medusas en descomposición, envueltas alrededor de la entrada de la madriguera

Luego, a medida que el gusano cava más profundo en su madriguera, la criatura secreta una red viscosa que se desliza desde la entrada hasta su boca. Finalmente, y usando sus tres capas de músculos, el gusano bombea un montón de agua en su agujero, succionando plancton, bacterias y lo que hubiera en su red, antes de sorberlo todo de una sola vez.

Advertisement

Queda la última gran pregunta sobre esta cosa tan fascinante, ¿qué demonios hacían cientos de ellos en la playa? Al parecer, “las tormentas fuertes, especialmente durante los años de El Niño, son perfectamente capaces de asediar la zona intermareal, romper los sedimentos y dejar su contenido varado en la costa”, zanja Parr.

Que comience cuanto antes 2020. No puedo esperar a ver qué nos depara. [Vice, Bay Nature]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter