Estudiantes de la Universidad de Shenandoah abrieron recientemente una cápsula del tiempo del antiguo y misterioso mundo de 1993. ¿Qué encontraron dentro? Viejos objetos como unas extrañas “cinta de cassette”.

La cápsula del tiempo había sido enterrada por la clase del 93 en la pequeña universidad privada de Winchester, Virginia, y estaba sellada con una placa que instruía a las personas del futuro que debían abrirla en el año 2018, aunque el número “2018” estaba entre comillas por alguna razón.

Advertisement

La cápsula sufrió algunos daños por culpa del agua al pasar tanto tiempo bajo suelo, pero la mayoría de los elementos eran reconocibles, a diferencia de otras cápsulas del tiempo que, lamentablemente, se convirtieron en papilla. Y aunque aparecieron muchos artefactos de 1993, el contenido de la cápsula no estaba limitado a la década de los 90. Aparte de anuarios noventeros, chupetes de rave y dinosaurios de juguete, también había algunos discos de los Beatles de la década de 1960.

Puedes ver el video de la apertura de la cápsula en YouTube, un servicio que no existía en 1993.

Si bien muchos nerds de las cápsulas del tiempo están enfadados porque una cápsula de 1993 se abriera tan pronto, no hay de qué alarmarse. 1993 fue hace 25 años y cualquiera que se enfade por ello debería reconocer que es un viejo. Eres un viejo y 1993 ocurrió hace mucho tiempo. Al menos para estos estudiantes universitarios.

Advertisement

En 2018, la mayoría de los estudiantes universitarios de primer año nacieron alrededor del año 2000, siete años después de que esta cápsula fuera sepultada. Así que, aunque tengas muchos recuerdos buenos y malos de 1993, acepta el hecho de que ya eres viejo.

Y probablemente todos deberíamos aceptar el hecho de que si estos niños dejaran la cápsula del tiempo durante 50 años más, Winchester, Virginia podría quedar sepultada bajo el agua por culpa dal calentamiento global.