Foto: KQRE

Escribes un mensaje, a√Īades unos cuantos objetos de tu √©poca y los entierras para que alguien que no te conoce lo encuentre en el futuro. Las c√°psulas del tiempo son un juego ya de por s√≠ un poco siniestro. Si lo dejas en manos de un ni√Īo puede llegar a ser terror√≠fico.

Advertisement

Ocurr√≠a en Albuquerque, Nuevo M√©xico. Un equipo de demolici√≥n trabajaba en derribar una escuela cuando se toparon con una botella de cristal llena de mensajes de ni√Īos que estudiaron en el edificio en 1968. La mayor parte de mensajes hablan de series de TV de la √©poca como Lost in Space o de bandas de rock como The Monkees. A Greg Lee Youngman le pareci√≥ m√°s divertido hacerse pasar por un fantasma del pasado. Su misiva al futuro no tiene desperdicio:

Estoy muerto. Asisto a la Escuela Montgomery. Es el nombre viejo de la escuela. Nac√≠ en 1900, pero ahora estoy muerto. Mi pasatiempo favorito es asustar a la polic√≠a. Toco la guitarra. En caso de que no sepas lo que es, es una tabla con cuerdas. Tengo diez a√Īos. Nos vemos, salvajes.

Foto: KQRE

Advertisement

La Escuela Elemental Montgomery se fund√≥ en 1955 y funcion√≥ como centro educativo hasta que se convirti√≥ en un centro administrativo en los a√Īos 80. Cuando se difundi√≥ la noticia de la carta, muchas personas de 50 y 60 a√Īos se interesaron por la c√°psula, pero no se trataba de la suya.

Al parecer lo de enterrar mensajes fue toda una moda durante a√Īos en la escuela. La administraci√≥n que gestiona las escuelas de Albuquerque est√° escaneando los mensajes y public√°ndolos en su p√°gina web. Si eres Greg Lee Youngman te gustar√° saber que sigues asustando a la gente, aunque sean trabajadores de la construcci√≥n. [Albuquerque Journal and KQRE]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.