Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Al parecer, algunos peces pueden caminar en secreto sobre la tierra

Reconstrucción por tomografía computarizada de alta resolución del Cryptotora thamicola
Reconstrucción por tomografía computarizada de alta resolución del Cryptotora thamicola
Imagen: Zach Randall, Florida Museum of Natural History

Un número sorprendente de lochas de las colinas, una familia de peces asiáticos, son capaces de caminar sobre la tierra usando las cuatro extremidades, según un nuevo estudio. Es un descubrimiento que podría explicar cómo algunos de los primeros animales lograron caminar sobre tierra firme.

Advertisement

Las lochas de las colinas del sur de Asia son una familia de peces pequeños que a menudo se pueden encontrar aferrados a las rocas en aguas rápidas. Una nueva investigación publicada en el Journal of Morphology sugiere que al menos 11 especies de lochas de las colinas también pueden caminar sobre la tierra, como lo demuestran sus peculiares anatomías. Al menos una especie, un pez de las cavernas ciego conocido como Cryptotora thamicola, fue capturado en el acto, pero la nueva investigación sugiere que otras lochas de las colinas también pueden hacerlo.

Brooke Flammang, bióloga del Instituto de Tecnología de Nueva Jersey e investigadora principal del estudio, junto con sus colegas, analizaron 29 especímenes de lochas. Utilizando escáneres de micro-TC, el equipo estudió y comparó las diversas muestras, observando sus formas distintivas, grupos de músculos y estructuras esqueléticas.

Advertisement
Cryptotora thamicola como se ve en múltiples perspectivas
Cryptotora thamicola como se ve en múltiples perspectivas
Imagen: Zach Randall, Florida Museum of Natural History, and BE Flammang, NJIT

Este equipo internacional de investigadores, que incluía a científicos del Museo de Historia Natural de Florida, la Universidad Estatal de Luisiana y la Universidad Maejo de Tailandia, también realizó un trabajo genético, muestreando el ADN de 72 lochas para reconstruir su árbol genealógico evolutivo.

Advertisement

Juntos, el análisis físico y genético reveló las inusuales capacidades de los peces para caminar por la tierra.

En la mayoría de los peces, no existe una conexión ósea entre la columna vertebral y las aletas pélvicas. Estos peces son diferentes porque tienen caderas”, explicó Flammang en un correo electrónico. “El hueso de la cadera es una costilla sacra, y dentro de los peces que estudiamos, encontramos tres variantes morfológicas que van desde muy delgadas y mal conectadas a robustas y con una conexión firme. Esperamos que aquellos con los huesos de la “cadera” más grandes y robustos tengan la mejor capacidad para caminar”.

Advertisement
Cryptotora thamicola en estado salvaje
Cryptotora thamicola en estado salvaje
Imagen: Florida Museum

De los peces estudiados, se encontró que 11 tenían estas robustas caderas o cinturas pélvicas. Curiosamente, la forma de andar resultante recuerda la forma en que las salamandras caminan por la tierra. Como se señaló, el único ejemplo documentado de una locha de corriente de montaña es Cryptotora thamicola, también conocida como el pez ángel de las cavernas. Estos peces ciegos, además de caminar por tierra, se han visto trepando cascadas, lo que hacen utilizando las cuatro extremidades.

Advertisement

Estas adaptaciones pélvicas permiten que los peces empujen sus aletas contra el suelo, empujando sus cuerpos hacia arriba y hacia adelante con cada paso, dijo Flammang. Es probable que estas características evolucionen como adaptaciones a aguas de flujo rápido, como ríos y arroyos. En el pez ángel de las cavernas, esta mayor movilidad podría permitir un mejor acceso a aguas oxigenadas, que es un rasgo importante entre este grupo familiar.

Esta especie de locha de las colinas, Homaloptera bilineata, puede trepar por una rama usando sus extremidades, pero se desconoce su capacidad para caminar sobre la tierra
Gif: Florida Museum
Advertisement

Y como Zach Randall, biólogo del Museo de Historia Natural de Florida y coautor del estudio, explicó en un comunicado de prensa del NJIT, estos rasgos son “probablemente clave para ayudar a estos peces a evitar ser arrastrados por el rápido flujo del ambiente en el que viven”. A lo que añadió: “Lo realmente genial de este artículo es que muestra con gran detalle que las cinturas pélvicas robustas son más comunes de lo que pensábamos en la familia de las lochas de las colinas”.

Flammang dijo que estos peces no representan una especie intermedia, es decir, algún tipo de eslabón perdido entre los animales completamente acuáticos y los que pueden vivir en la tierra.

Advertisement

Pero sabemos que a lo largo de la evolución, los organismos han convergido repetidamente en morfologías similares como resultado de enfrentar presiones similares de selección natural”, dijo. “Y también sabemos que la física no cambia con el tiempo. Por tanto, podemos aprender de la mecánica de cómo camina este pez y usarla para comprender mejor cómo pudieron caminar los primeros animales extintos”.

De hecho, el equipo ahora está centrando su atención exactamente en eso: la mecánica de caminar empleada por estos extraordinarios peces. Con ese fin, el equipo está estudiando la locomoción de las lochas de las colinas en el laboratorio utilizando un video de alta velocidad y una técnica que registra su actividad muscular.

Advertisement

Entonces podemos usar la información de peces vivos caminando para programar los peces robóticos anfibios que estamos construyendo”, dijo Flammang. “El robot pez puede adaptarse para representar formas fósiles para que podamos estudiar su morfología funcional y biomecánica locomotora”.

Este tipo de cosas se ha hecho antes, particularmente con especies extintas, incluido un caminante terrestre temprano conocido como Orobates. Ahora esperamos con ansias el pez ángel de las cavernas robótico del equipo y los conocimientos científicos resultantes.

Share This Story

Get our newsletter