Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Alguien le practicó una compleja cirugía cerebral a esta vaca hace 5.000 años y nadie sabe por qué

Imagen: Fernando Ramirez Rozzi

Cuando unos arqueólogos encontraron este cráneo de vaca en 1999 nadie le dio importancia al agujero en su frente. Pensaron que probablemente era el resultado del ataque de otro animal o incluso un golpe propinado por un ser humano para sacrificar la res. La realidad ha resultado mucho más misteriosa.

Advertisement

Los paleontólogos Alain Froment y Fernando Ramirez Rozzi, del Centro de Investigaciones Científicas de Francia, han descubierto algo muy extraño. El agujero en el cráneo del animal no es la marca dejada por el cuerno de otro animal. Es el resultado de una intervención quirúrgica, concretamente de una práctica denominada trepanación.

Normalmente, las lesiones producto de un traumatismo dejan marcas características en forma pequeñas microfracturas o grietas en el hueso. Por muy limpio que sea el golpe, siempre deja estas pistas. Sin embargo, el cráneo hallado en Francia muestra una incisión de bordes limpios, practicada con precisión quirúrgica. El tejido no muestra señal alguna de cicatrización, lo que indica que la intervención se practicó poco antes de la muerte del animal, o inmediatamente después.

¿Por qué alguien querría trepanar una vaca?

El cráneo encontrado en la excavación de Champ-Durand, al sudeste de la ciudad francesa de Nantes, data del neolítico, hace 5.000 años. Eso convierte a la pieza en la prueba de una cirugía cerebral a animales más antigua que se conoce y abre un interrogante enorme: ¿Por qué?

Advertisement

La trepanación es un procedimiento que se conoce desde hace más de 12.000 años en el mesolítico. Los seres humanos de aquella época practicaban incisiones en el cráneo de otros como un procedimiento místico para tratar de curarlos de afecciones cerebrales como las migrañas o la epilepsia. En aquella época esas dolencias no se conocían y a menudo se atribuían a demonios y maos espíritus que se alojan en el interior de la cabeza. Practicar un agujero permitía al shaman ordenar al demonio que se fuera.

El hueso exhibe marcas de cortes características de una trepanación
Foto: Fernando Ramirez Rozzi
Advertisement

Aunque resulte paradójico en una época en la que ni siquiera se conocían los antibióticos, las trepanaciones tenían un elevado grado de éxito porque a veces servían para reducir la presión intracraneal y aliviar algunas dolencias. Hoy en día la trepanación es un procedimiento empleado para acceder al interior del cráneo y practicar intervenciones más complejas como la eliminación de tumores cerebrales.

La cuestión es que nunca hasta ahora se habían encontrado pruebas de una trepanación practicada a un animal. El hallazgo es un autentico hito en la historia de la medicina veterinaria, pero sigue quedando la cuestión de por qué se practicó. No parece probable que los hombres del neolítico decidieran tratar a una vaca de manera tan minuciosa. La hipótesis más probable es que los chamanes y médicos de aquellas tribus practicaban con animales que iba a ser sacrificados como alimento para mejorar su técnica. [Scientific Reports]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key