A cualquiera que le muestres hoy en d√≠a un smartphone con teclado f√≠sico te mirar√° con cara de asco antes de lanz√°rtelo a la cabeza. Cualquiera menos un tipo muy concreto de usuario: el adicto al BlackBerry. Para ellos y ellas, para los que siempre han echado pestes contra las pantallas t√°ctiles, BlackBerry lanz√≥ el Q10, una evoluci√≥n de la m√≠tica Bold o Curve pero con nuevo sistema operativo y hardware renovado. El problema: ¬Ņcu√°ntos adictos al BlackBerry de siempre quedan ya en el mundo? Cada vez menos. El Q10 es un buen m√≥vil, lo hemos probado a fondo durante varias semanas y te contamos debajo todas las impresiones. Pero esa no es la clave. La clave es que el m√≥vil de teclado f√≠sico y pantalla diminuta es ya una idea del pasado.

BlackBerry est√° en el momento m√°s duro y delicado de su historia. Y sus dos principales tel√©fonos ahora mismo lo demuestran. El Z10, que ya analizamos a fondo por aqu√≠, est√° un pelda√Īo por debajo de la competencia en gama alta, del Galaxy S4, iPhone 5, HTC One y compa√Ī√≠a. Y el Q10, del que te hablamos a continuaci√≥n, es un m√≥vil para una especie en peligro de extinci√≥n.

Advertisement

Salvo usuarios corporativos (cada vez menos), adolescentes y algunos pa√≠ses concretos (especialmente en Latinoam√©rica), los adictos al BlackBerry de toda la vida se han pasado a la competencia. Y los que quedan son a√ļn bastantes, pero no lo suficientes como para mantener a flote a la compa√Ī√≠a. ¬ŅPodr√° BlackBerry recuperar a sus ex-adictos con el Q10 y retener a los fieles a la marca?

Advertisement

Dise√Īo y Hardware

El dise√Īo del Q10 es de alta calidad, pero no es el fuerte del tel√©fono. Lo primero que sorprende al cogerlo es la desconexi√≥n que hay entre la parte frontal (con esquinas redondeadas perfectamente acabadas y un teclado espectacular) y la trasera, con una carcasa de fibra trenzada de vidrio. La parte posterior flojea, y no por el material (la fibra trenzada, aunque parecida al pl√°stico, es m√°s resistente, suave y casi almohadillada al tacto), sino por la cubierta que se desliza para extraer la bater√≠a. Su encaje en el tel√©fono es muy mejorable: deja un hueco entre la carcasa y la bater√≠a que da una sensaci√≥n hueca a la parte posterior del m√≥vil.

Con 10,35 mm, el Q10 es un poco m√°s grueso que el Z10, pero en absoluto pesado (139 gramos). En el frontal, la pantalla t√°ctil de 3,1 pulgadas super AMOLED de resoluci√≥n 720 x 720 p√≠xeles te har√° a√Īorar las pantallas mayores si vienes de smartphones t√°ctiles, o te parecer√° exactamente igual a la del Bold o el Curve si vienes de esos modelos.

Advertisement

La diferencia ahora en dise√Īo est√° en el teclado. Cuatro bandas met√°licas rectas separan las l√≠neas de teclas que son, con diferencia, lo mejor del tel√©fono. Si, como yo, saltaste de teclados f√≠sicos a t√°ctiles hace ya unos a√Īos, volver al principio te parecer√° absurdo. Pero esa es la magia de BlackBerry: a las pocas horas tus pulgares habr√°n rejuvenecido y estar√°s escribiendo tan r√°pido como en una pantalla t√°ctil. Lo malo: es algo que, por suerte o por desgracia, ya no marca la diferencia. Cuando la mayor√≠a de usuarios prefieren una pantalla grande para navegar o ver v√≠deos a sus anchas y un teclado decente, en lugar de un super-teclado y una pantalla min√ļscula, no puedes luchar contracorriente.

Advertisement

Software

Sobre el nuevo BlackBerry 10 te hablamos de ello en el an√°lisis del Z10 hace unos meses por lo que poco vamos a a√Īadir por aqu√≠. La clave es la misma: gestos, gestos y gestos. No hay un bot√≥n de inicio, hay un gesto: deslizar el dedo hacia arriba desde la base de la pantalla. Y el otro gesto clave es el de acceder a BlackBerry Hub, deslizando el dedo de izquierda a derecha de la pantalla.

Advertisement

Estos gestos, que en el Z10 son relativamente cómodos, en el Q10 son algo más problemáticos por lo reducido de la pantalla. No es nada raro que tengas que repetir varias veces alguno de ellos para que el móvil responda, sobre todo si tienes unos dedos más gruesos de lo normal.

Adem√°s, BlackBerry ha tenido que dejar una banda de pantalla de casi un cent√≠metro entre los iconos y el nacimiento del teclado f√≠sico, donde se ve la barra de situaci√≥n en el men√ļ o la barra de direcciones en el navegador, y el resultado es realmente extra√Īo. Es como si el tel√©fono quedara dividido en dos mundos: en la parte superior, hundida, est√° la pantalla t√°ctil y en la inferior, el teclado que sobresale por encima de todo. Muy lejos de esa sensaci√≥n homog√©nea de pantalla y teclado unidos en un solo interfaz.

La ausencia de apps frente a otras plataformas es a√ļn muy notable. Y una nativa clave, la de mapas, es bastante inferior a Google Maps o Here de Nokia. Y luego est√° el dise√Īo del software: los iconos, las fuentes y lo abigarrado del interfaz es igual de desesperante que en el Z10. Si vienes de Android, de iOS o incluso de Windows Phone, ser√° dif√≠cil que no veas el dise√Īo de BB10 como un paso atr√°s. No en funcionalidad, pero s√≠ en apariencia.

Advertisement

Usando el Q10

Junto al teclado, hay otro elemento que te reconcilia con este smartphone: su rapidez. El procesador (Qualcomm de doble n√ļcleo a 1,5 GHz) y la memoria RAM (2GB) es la misma que en el Z10, pero la optimizaci√≥n con el resto de especificaciones y el software es tan buena que parece igual o m√°s r√°pido que su hermano mayor. La √ļnica salvedad es a la hora de lanzar la aplicaci√≥n de la c√°mara para fotos o v√≠deo, con unos segundos extra de espera que no deber√≠an de existir. O a la hora de abrir aplicaciones complejas en c√≥digo como Facebook. Por lo dem√°s, el Q10 es una peque√Īa bala.

Advertisement

Junto al teclado y la rapidez, la batería será el otro frente que te sorprenderá. Cuenta con una batería de 2.100 mAh, superior a los 1.800 mAh del Z10 y se nota. En nuestras pruebas, bajo un uso intensivo de email, aplicaciones y cámara, pudimos extender el uso a un día completo sin problema, e incluso casi a día y medio en algunas ocasiones, más de lo que nos ocurrió con el Z10.

Sin embargo, con BlackBerry ya se sabe, es una de cal y otra de arena: la cámara te romperá el corazón. Es la misma que en la del Z10, una principal de 8 MP con flash LED y capaz de grabar vídeo a 1080p, y la delantera de 2 megapíxeles. A plena luz del día las fotos salen sin alma, descafeinadas en color y con algo de ruido. En situaciones con poca luz, mejor ni lo intentes. Cierto que al usuario objetivo de este tipo de móvil probablemente le de igual la cámara, pero avisado estás. Debajo una simple comparación entre una foto con el Q10, la primera, y con el HTC One debajo. Las fotos hablan por sí mismas.

Advertisement

Lo mejor

Sin duda, el teclado. Si eres de los que sientes un inexplicable placer a la hora de toquetear un teclado f√≠sico en un m√≥vil, no te lo pienses. Su tama√Īo, manejable y c√≥modo, la bater√≠a y la rapidez del sistema son otras ventajas adicionales.

Advertisement

Lo peor

El dise√Īo de la parte posterior del m√≥vil es un paso atr√°s. La c√°mara, olvidable. La selecci√≥n de apps, un obst√°culo si quieres ir m√°s all√° de email, Facebook, Twitter y LinkedIn.

Advertisement

¬ŅMerece la pena comprarlo?

Muy sencillo responder: ¬Ņeres de los que odian teclear en una pantalla t√°ctil? ¬Ņeres un adicto (o ex-adicto) al BlackBerry de toda la vida? Entonces, sin duda. De lo contrario, olvida todo lo que has le√≠do hasta ahora. Si sigues leyendo, ojo, hay un inconveniente adicional: el precio. 699 euros libre (250 d√≥lares con un contrato de 2 a√Īos en EE.UU.) Excesivo para este terminal.

Especificaciones completas

  • Pantalla: 3,1 pulgadas, 720 x 720 (328 ppp)
  • Tama√Īo: 119 mm x 66,8 mm x 10,4 mm
  • Peso: 139 gramos
  • Procesador: Qualcomm de doble n√ļcleo a 1,5 GHz
  • C√°mara: principal de 8 MP (frontal de 2 MP)
  • Memoria: 2GB RAM
  • Almacenamiento: 16 GB (con microSD hasta 64 GB)