Durante a√Īos, el programa de mensajer√≠a BlackBerry Messenger ha sido uno de los tesoros mejor guardados por la compa√Ī√≠a canadiense. Famoso por su inviolabilidad y por dar servicio en las peores condiciones de conexi√≥n, BBM ha sido patrimonio exclusivo de los m√≥viles BlackBerry. Ahora, la compa√Ī√≠a ha anunciado que abrir√° este popular software a otras plataformas ¬ŅComete BlackBerry un error, o est√° llegando demasiado tarde a un mercado en el que Whatsapp y Line ya campan por sus respetos?

Comencemos por las cifras. Seg√ļn declaraba el propio CEO de Whatsapp, Jan Koum, en abril de este a√Īo, Whatsapp tiene 200 millones de usuarios en todo el mundo. Inmediatamente por detr√°s de Whatsapp encontramos a Line. Para ser un reci√©n llegado en el campo de la mensajer√≠a (apareci√≥ en verano de 2011), Line ya ha logrado la nada despreciable cifra de 140 millones de usuarios. Hay que matizar que Line habla siempre de usuarios registrados, no de usuarios activos

El tercero en discordia a nivel internacional es KakaoTalk, con 82 millones de usuarios. El problema de KakaoTalk es el mismo que el de un gigante coreano llamado WeChat. WeChat tiene más de 300 millones de usuarios registrados, de los cuales asegura que 190 son usuarios activos. El problema es que la mayor parte de esos usuarios están en Korea. su penetración internacional alcanza sólo los 40 millones de usuarios.

Advertisement

¬ŅY BBM? Se calcula que BlackBerry Messenger tiene 60 millones de usuarios de los que 51 son usuarios activos. Con este movimiento aperturista, BlackBerry quiere robar parte del mercado de mensajer√≠a instant√°nea en sistemas operativos que hasta ahora no ten√≠an acceso a BBM. La idea parece buena. El problema es que, para que los usuarios que ya utilizan otro sistema de mensajer√≠a se pasen a uno nuevo, este debe ofrecer algo nuevo. De lo contrario simplemente acaba convirti√©ndose en una aplicaci√≥n instalada a la espera de que su propietario se canse de ver el icono.

BlackBerry Messenger es eficiente y seguro, pero esas prestaciones son poco visibles comparadas con unos stickers chillones. Ni siquiera la opción de establecer llamadas de voz o videollamadas sobre WiFi es algo ya exclusivo.

Advertisement

En lugares como Indonesia, Venezuela o M√©xico, BBM ha sido una de las pocas razones que les quedaban a los usuarios de BlackBerry para no cambiar a terminales de otros fabricantes. En estos pa√≠ses, el programa es conocido popularmente como Pin, y se usa como una aut√©ntica red social para estar en contacto con parientes y amigos. No es raro que incluso desplace a redes m√°s consolidadas como Facebook en algunos rangos de edad. En los pa√≠ses donde las BlackBerry mandan es t√≠pico encontrar usuarios que se han pasado a smartphones Android o al iPhone pero a√ļn conservan la BlackBerry en otra l√≠nea precisamente para no perder el acceso a BBM.

No parece probable que estos usuarios mixtos prescindan de un Samsung Galaxy S3 para volver en exclusiva a BlackBerry ahora que Messenger va a llegar a Android. La liberalización de BBM, unida a la llegada de un sistema operativo nuevo como es BlackBerry 10 puede ser el detonante que necesitaban muchos usuarios para migrar definitivamente a Android, cuyos terminales gama media están pegando muy fuerte en mercados emergentes.

Advertisement

En Blackberry seguramente sean conscientes de este riesgo, y eso indicar√≠a una voluntad por parte de la compa√Ī√≠a de girar progresivamente hacia los servicios online. No creemos que los rumores que dec√≠an que BlackBerry podr√≠a acabar vendiendo su divisi√≥n de hardware sean ciertos, pero no es el primer fabricante que se pasa al mercado del software y servicios. IBM ya lo hizo en su momento y no se puede decir que le vaya mal.

Advertisement

La pregunta que queda en el aire es ¬ŅC√≥mo piensa BlackBerry rentabilizar BlackBerry Messenger? Los creadores de Whatsapp ya han descubierto que no es buena idea empezar a cobrar por el uso de una aplicaci√≥n que era gratuita cuando hay alternativas gratuitas en el mercado. Mucho nos tememos que habr√° que esperar para ver si la decisi√≥n de BlackBerry de abrir su m√°s preciado tesoro a otros no se convierte en un caramelo envenenado para la canadiense en un momento en el que todav√≠a se est√° recuperando de las heridas causadas por la mala gesti√≥n del t√°ndem Balsilliee-Lazaridis.

Foto Whatsapp: AP