Image: Pixabay

Hace unas semanas contábamos cómo la creencia de que un año humano equivale a siete de perro es totalmente falsa. La variedad de razas hacía imposible generalizar, así como la diferencia de tamaños. ¿Y con los gatos? Con los felinos pasa algo muy parecido. Así lo explica una veterinaria.

Lo cuenta Jesse Grady en The Conversation, quien recuerda que durante años ha visto llegar los dueños de las mascotas con el viejo mito de que un año regular es como siete años para perros y gatos.

En el caso de los felinos, y según la guía de la propia Asociación Estadounidense de Médicos Felinos, también existe una división de la edad en hasta seis categorías: gato pequeño, junior, primerizo, maduro, mayor y geriátrico. Y dado que la mayoría de los gatos sanos tienen el mismo tamaño, hay menos variabilidad en su edad en cada etapa de la vida que en la de los perros. Veamos la gráfica:

Graphic: The Conversation, CC-BY-ND Source: AAFP-AAHA Feline Life Stage Guidelines 2010

Averiguar cuántos años tiene la mascota en años de gato permite a un veterinario determinar su etapa de vida. Y eso es importante porque sugiere qué cuidados de salud específicos para cada etapa podría necesitar para prolongar no solo su vida, sino también su calidad de vida.

Advertisement

De hecho, los médicos ya aplican este concepto a los exámenes de salud específicos de la edad humana. Al igual que un niño sano no necesita una colonoscopia, un cachorro normal no necesita controlar sus niveles de tiroides.

Una mujer adulta probablemente necesite una mamografía regular, al igual que un gato adulto necesita exámenes anuales de parásitos intestinales. Por supuesto, estas pautas aumentan en función del examen de un médico o un veterinario del paciente, humano o animal.

Como ocurre con las personas, el estado de salud general de tu mascota puede influir en su “edad real” para bien o para mal. Así que la próxima vez que lleves a tu gato al veterinario, pregunta sobre la etapa de la vida en la que se encuentra y descubre qué recomendaciones de salud vienen con ella.

Advertisement

Y es que vigilar las anomalías relacionadas con la salud y mantener su peso saludable podrían ayudar a tu gato a vivir mucho más allá de lo que presupone cualquier guía. [The Conversation]