El espacio es un lugar vacío de sonidos para un oído humano, pero no para los instrumentos adecuados. Un investigador del Instituto Max Planck, en Alemania, ha utilizado las mediciones de la NASA y la ESA, y las ha convertido en sonidos audibles. El resultado es algo bastante parecido al sonido de la estática.

Simone Scaringi, del Instituto Max Planck, estudia los denominados discos de acrecimiento, que son las masivas estructuras en forma de disco que giran alrededor de un agujero negro masivo a medida que este engulle m√°s materia.

Scaringi y sus colegas han recogido datos sobre esos discos mediante el telescopio espacial Kepler y la sonda XMM-Newton de la ESA. Después han traducido los flashes de energía emitidos por la materia al sobrepasar el horizonte de sucesos y los han convertido en frecuencias audibles. Evidentemente, no se trata de un sonido real, pero se parece mucho a lo que podemos oír en la radio si ponemos un canal vacío con el volumen muy alto. Incluso recuerda al estruendo que podemos escuchar cerca de un salto de agua, lo que también tiene cierto sentido casi poético.

En Space han elaborado un v√≠deo con el sonido de la est√°tica para que os hag√°is mejor la idea. A nivel de astrof√≠sica, el descubrimiento de Scaringi y su equipo es que los fen√≥menos en espiral como las galaxias o los propios discos de acrecimiento mantienen sus propiedades independientemente de su tama√Īo, algo que a√ļn no han sido capaces de explicar mediante la f√≠sica actual. [v√≠a Discovery]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)