La naturaleza a menudo supera al ser humano tanto en capacidad de destrucción como en la capacidad para crear belleza. Un buen ejemplo es esta tormenta eléctrica grabada en Australia por el fotógrafo Geoff Green. Es una secuencia de rayos tan intensa que por momentos parece un apocalipsis nuclear.

Advertisement

El timelapse se tomó en noviembre en la región de Kimberley, al noroeste de Australia, una zona poco poblada del país que además es muy rica en maravillas naturales. El clima es una de ellas.

Para los curiosos de la fotografía, Green explica que el vídeo se tomó con una cámara Nikon D800 a una tasa de un fotograma cada dos segundos. La exposición es de 1.6 segundos y el valor ISO de 2000. [vía Geoff Green]