Un grupo de científicos afirma que existe un órgano en nuestra piel que procesa ciertos tipos de dolor.
Foto: Getty

No es muy com√ļn que los cient√≠ficos salgan a decir que han descubierto lo que podr√≠a ser una parte totalmente nueva del cuerpo humano. Pero un equipo de investigadores suecos afirma que ha encontrado una red compleja de c√©lulas debajo de la piel que ayuda a procesar ciertos tipos de dolor. El hallazgo podr√≠a ampliar el conocimiento de c√≥mo sentimos dolor, as√≠ como proporcionar formas para aliviarlo.

Advertisement

En general, se considera que experimentamos las sensaciones de dolor en nuestra piel por las terminaciones sensibles de ciertas células nerviosas. A diferencia de otras, estas células nerviosas no tienen una capa protectora de mielina. Las células nerviosas están conectadas a otro tipo de células conocidas como gliales, que aparte de estar conectadas también mantienen a las anteriores vivas. Hay dos tipos de células gliales fuera del sistema nervioso central. De estas, los investigadores se centraron en las células Schwann.

Los autores del estudio, publicado el jueves en el diario Science, dicen que estaban estudiando las c√©lulas auxiliares cerca de la superficie de la piel cuando encontraron algo raro. Al parecer, algunas de las c√©lulas Schwann estaban formando una red extensa, similar a una malla, con sus c√©lulas nerviosas. Este comportamiento es diferente a c√≥mo interact√ļan con las c√©lulas nerviosas en otras partes del cuerpo.

Tras realizar más experimentos en ratones, los investigadores encontraron que las células Schwann estaban involucradas directamente en la percepción del dolor, o la nocicepción.

Advertisement

En un experimento, los cient√≠ficos criaron ratones con estas c√©lulas en sus patas, que se podr√≠an activar cuando se expon√≠an los ratones a la luz. Cuando encendieron la luz, los ratones empezaron a mostrar se√Īales de que estaban en dolor. Algunos se lam√≠an las patas o las proteg√≠an. Experimentos posteriores encontraron que estas c√©lulas ‚ÄĒ que desde entonces han sido nombradas c√©lulas nociceptivas Schwann por el equipo ‚ÄĒ responden al dolor mec√°nico, como cuando te pinchas o chocas contra algo, pero no al fr√≠o o calor.

Dado que estas células se propagan por la piel como un sistema complejo y conectado, los autores argumentan que el sistema se debería considerar un órgano.

Advertisement

‚ÄúNuestro estudio demuestra que la sensibilidad al dolor no solo se produce en las [fibras] nerviosas de la piel, sino que tambi√©n en este √≥rgano sensible al dolor reci√©n descubierto‚ÄĚ, dijo Patrik Ernfors, uno de los autores principales del estudio, en una declaraci√≥n publicada por su universidad. Ernfors es un investigador del dolor en el Instituto Karolinska de Suecia.

Ernfors y su equipo no son los √ļnicos que afirman que han encontrado un nuevo √≥rgano √ļltimamente. El a√Īo pasado, investigadores de Estados Unidos declararon que una red llena de l√≠quido que llamaron el intersticio ‚ÄĒ algo que tambi√©n se encuentra debajo de la piel, as√≠ como en los √≥rganos internos adyacentes ‚ÄĒ tambi√©n se deber√≠a de considerar un √≥rgano. Pero a menudo tarda a√Īos para que fuentes de referencia, como los libros de medicina, se pongan de acuerdo sobre una clasificaci√≥n. (De hecho, en ese caso otros investigadores r√°pidamente rechazaron la teor√≠a y dijeron que el intersticio no es distintivo y que su existencia no se ha confirmado, lo cual es necesario para clasificar algo como un √≥rgano).

Advertisement

Por lo tanto, como la mayoría de cosas en la ciencia, se necesita estudiar cómo funcionan estas células mucho más. Aunque los ratones son sujetos valiosos para estudiar el origen de dolor de las personas, no sabemos casi nada sobre cómo estas células funcionan en el cuerpo humano. Todos los experimentos en el estudio se realizaron sobre ratones, así que es posible que este sistema no exista en el cuerpo humano o que no funcione de la misma manera.

Advertisement

‚ÄúTodav√≠a no hemos estudiado a los humanos. Sin embargo, considerando que todos los √≥rganos sensoriales actualmente conocidos en los ratones tambi√©n existen en los cuerpos humanos, es posible, sino probable, que este √≥rgano tambi√©n exista en la piel humana‚ÄĚ, le coment√≥ Ernfors a Gizmodo por email.

A√ļn as√≠, dado lo dif√≠cil que es tratar el dolor cr√≥nico de forma efectiva, cualquier nuevo descubrimiento es emocionante y merece seguimiento.

Advertisement

‚ÄúLa alodinia mec√°nica (sentir dolor por est√≠mulos mec√°nicos no dolorosos como ponerse una camiseta u otros tipos de contacto de piel) a menudo se asocia con la neuropat√≠a‚ÄĚ, afirm√≥ Ernfors, destacando que hasta un 10 por ciento de personas en Estados Unidos y Europa sufren de este tipo de dolor. ‚ÄúNo se conocen los mecanismos que causan la alodinia mec√°nica. Dado que estas c√©lulas son importantes para sentir dolor mec√°nico (o dolor por presi√≥n), tambi√©n podr√≠an estar relacionadas con la alodinia mec√°nica‚ÄĚ.

Advertisement

El equipo espera estudiar estas células en profundidad en el futuro. Quieren centrarse en cómo el dolor las activa, lo cual involucra encontrar las proteínas en sus superficies que responden a la estimulación mecánica. También tienen planeado analizar el papel que tienen en el dolor crónico utilizando animales.