Foto: Kayla Farmer (Unsplash)

Una de las mejores cosas de tener los perro es que son muy cari√Īosos. Es casi como si pudieran sentir cu√°ndo estamos tristes o deprimidos, y siempre intentan compensarlo con alg√ļn beso de m√°s. Pero aunque tengan buenas intenciones, esos besos, bueno, lametones, no siempre son buenos para nuestra salud.

Desafortunadamente, esto es lo que le ocurri√≥ a una mujer de Ohio que contrajo una rara infecci√≥n despu√©s de que su perro le lamiese un rasgu√Īo y tuviesen¬† que acabar amput√°ndole las piernas y las manos. Las bacterias de la boca del perro se propagaron por su cuerpo a trav√©s de una herida abierta, y lo mismo podr√≠a sucederte a ti si un perro, gato u otro animal te muerde o te ara√Īa.

As√≠ que, ¬Ņdeber√≠as preocuparte cada vez que un perro o un gato de te un lamet√≥n? Esto es lo que necesitas saber para estar a salvo.

Cuando preocuparse por el lametón de un perro

Si te parases a pensar en todo lo que un perro lame o se lleva a la boca (basura de la calle, agua sucia, extrementos...) no querr√≠as que te restregase la lengua por la cara. Pero seg√ļn Pritish Tosh, especialista en enfermedades infecciosas de la Cl√≠nica Mayo, en la mayor√≠a de los casos no habr√° problema. ‚Äú¬ŅPuede ser da√Īino que tu perro te lama la cara? Probablemente no‚ÄĚ, dijo en un v√≠deo publicado por la cl√≠nica, pero es mejor mantenerlos lejos de cualquier herida.

Advertisement

Como ocurre con los humanos, las bocas de los perros est√°n continuamente llenas de bacterias. De hecho, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingl√©s) descubrieron que hasta el 74 por ciento de los perros presentan Capnocytophaga (la bacteria que infect√≥ a la mujer de Ohio) en sus bocas en alg√ļn momento dado, porque forma parte de su microbioma natural. Pero esto no supone un problema para la mayor√≠a de las personas, y coger una enfermedad por el lamido de un perro es muy raro. Los grupos con mayor riesgo de enfermar por esta bacteria son aquellos que tienen un sistema inmune m√°s d√©bil (los ancianos, las embarazadas, las personas con c√°ncer, los que beben mucho alcohol, los que han perdido el bazo o los que toman ciertos medicamentos como esteroides) dicen los CDC.

Advertisement

Se√Īales de que has sido infectado

Los signos y síntomas de una infección por Capnocytophaga que ha sido transmitida por un perro, generalmente aparecen tras tres o cinco días del lametón, pero los CDC dicen que podría ocurrir en el plazo de un día o incluso hasta 14 días después. Y la gente que tiene gatos tampoco se libra: la Capnocytophaga también puede propagarse si un gato lame una herida abierta o muerde a alguien.

Advertisement

Seg√ļn los CDC, hay una gran variedad de s√≠ntomas o signos de que se ha producido una infecci√≥n, entre los que se incluyen::

  • Ampollas cerca de la mordedura a las pocas horas de haber ocurrido
  • Enrojecimiento, hinchaz√≥n, pus o dolor en la herida de la mordedura.
  • Fiebre
  • Diarrea y/o dolor de est√≥mago
  • V√≥mitos
  • Dolor de cabeza y/o confusi√≥n
  • Dolor muscular o articular

Si notas alguno de estos síntomas, busca atención médica de inmediato, porque la infección por Capnocytophaga puede tener complicaciones mucho más graves, como pueden ser un ataque cardíaco, una insuficiencia renal o gangrena, que acabaría requiriendo la amputación de ciertas extremidades, como le ocurrió a la mujer de Ohio. De nuevo recordamos que infectarse así es muy raro, pero cuando sucede, 3 de cada 10 personas afectadas mueren en el proceso. En la mayoría de los casos, y si se detecta a tiempo, solo hace falta un tratamiento con antibióticos para conseguir una plena recuperación.

Advertisement

Cómo prevenir una infección

Nos han ense√Īado desde peque√Īos que una mordedura de perro puede ser peligrosa, sobre todo porque pueden transmitir la rabia, pero nunca nadie nos advirti√≥ que un lamet√≥n tambi√©n pod√≠a traernos problemas. As√≠ que t√≥mate esto muy en serio: nunca dejes que un perro o un gato de laman una herida, por muy peque√Īo que sea el ara√Īazo en cuesti√≥n.

Advertisement

Incluso aunque tengas un sistema inmune a prueba de bombas, si tu mascota te lame una herida abierta, l√°vatela con agua y jab√≥n de inmediato, solo para estar seguro, y estate atento ante cualquier s√≠ntoma de infecci√≥n. Si algo parece fuera de lo com√ļn, comun√≠cate con tu m√©dico de inmediato.