Christopher Wylie, el exempleado que destapó el escándalo de Cambridge Analytica, antes de testificar en el Parlamento británico
Photo: Getty

Cambridge Analytica, la empresa que compr√≥ los datos de 87 millones de usuarios de Facebook, ha cerrado todas sus oficinas y pedido a sus empleados que devuelvan sus ordenadores ante la p√©rdida de clientes y la monta√Īa de tasas legales que afrontan desde que estallara el esc√°ndalo.

Esto ocurre un mes despu√©s de que Alexander Nix, el director ejecutivo de la compa√Ī√≠a, fuera suspendido de empleo y sueldo en medio una supuesta investigaci√≥n para determinar si cometi√≥ faltas en su trabajo. Nix hab√≠a sido grabado por un canal de televisi√≥n ofreciendo a potenciales clientes t√°cticas de campa√Īa como sobornar a pol√≠ticos con favores sexuales.

Advertisement

Pero el esc√°ndalo que mantiene a Cambridge Analytica en el punto de mira es la compra de datos de millones de perfiles de Facebook sin autorizaci√≥n de esos usuarios. De acuerdo con la persona que destap√≥ el esc√°ndalo, la empresa fue financiada por el republicano Robert Mercer con el fin de apoyar la campa√Īa presidencial de Donald Trump, y trabaj√≥ a favor del Brexit. Junto a Cambridge Analytica cierra SCL Group, su filial brit√°nica.

Gizmodo ha podido acceder a capturas del canal de Slack de la compa√Ī√≠a que muestran a los empleados compartiendo listas de reproducci√≥n de Spotify con canciones como High and Dry de Radiohead, The End de The Doors y Help! de los Beatles. Otro empleado public√≥ un fotograma de Titanic que muestra a la banda tocando sus instrumentos mientras el barco se hunde. Todos esperaban lo que finalmente ha sucedido hoy.

Actualización (3 p.m. EST): Cambridge Analytica ha anunciado que la empresa y sus filiales se han declarado en bancarrota y han cesado sus actividades tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos.

Advertisement

[Wall Street Journal, Gizmodo]