Image: WC

Mucha gente en Estados Unidos va a perder una media de 40 minutos de sue√Īo el pr√≥ximo fin de semana. ¬ŅLa raz√≥n? El domingo se produce el cambio de horario que ‚Äúelimina‚ÄĚ una hora, los relojes se adelantan 60 minutos en lo que se denomina horario de verano. ¬ŅC√≥mo puede llegar a afectar al organismo?

En primer lugar, y por si existe alguien que todav√≠a no lo sepa, la medida, largamente debatida, se lanz√≥ para aprovechar la luz diurna. De esta forma, los relojes se adelantan una hora a principios de la primavera, y se retrasan de nuevo en oto√Īo.

Advertisement

¬ŅPor qu√©? El horario de verano se prepar√≥ originalmente como una forma de ahorrar energ√≠a, y se implement√≥ durante la Primera Guerra Mundial en Alemania, aunque realmente comenz√≥ a extenderse tras la crisis del petr√≥leo en 1974. Las ventajas de este cambio son variadas para sus partidarios: ese ahorro de energ√≠a (reduciendo el uso artificial), beneficio del comercio, posible disminuci√≥n de los accidentes de tr√°fico o la pr√°ctica de muchos deportes que necesitan de luz natural.

Sin embargo, no son pocos los que dudan que los beneficios sean menores que los inconvenientes. De hecho, cada a√Īo, el lunes despu√©s del cambio de primavera que tendr√° lugar este domingo, estudios en Estados Unidos se√Īalan que los hospitales tienen un aumento del 24% en las visitas de ataque card√≠aco en todo el pa√≠s.

Puede ser una coincidencia, pero los propios m√©dicos ven la tendencia opuesta en el oto√Īo: el martes despu√©s de atrasar los relojes, las visitas de ataque card√≠aco caen un 21% en la medida que las personas pueden descansar un poco m√°s.

Advertisement

El momento cr√≠tico del cambio de este pr√≥ximo fin de semana (en Europa llegar√° el domingo 25 de marzo) se vivir√° a la 1:59, que en vez de pasar a las 2:00, saltar√° hasta las 3:00. De ah√≠ que, como dec√≠amos al comienzo, los investigadores estimen que las personas se privar√°n de una media de 40 minutos adicionales de sue√Īo debido al cambio. Seg√ļn explic√≥ a Business Insider el experto en sue√Īo Matthew Walker:

As√≠ de fr√°gil y susceptible es tu cuerpo a tan solo una hora de sue√Īo perdido. Este experimento global que realizamos dos veces al a√Īo es una se√Īal de lo sensibles que son nuestros cuerpos a los caprichos de los horarios cambiantes: en el oto√Īo, el cambio es una bendici√≥n, y en la primavera, es una maldici√≥n fatal.

Image: Países con el cambio de hora (Wikimedia Commons)

Advertisement

En realidad, el problema del cambio de hora es muy parecido a lo que ocurre con el jet lag. El ritmo circadiano depende de factores ambientales como los ciclos de noche y día, y necesita un tiempo para adaptarse si esos factores cambian demasiado rápido.

En el caso del Jet Lag, cuando volamos largas distancias el patr√≥n de noche y d√≠a cambia. Nuestro organismo no tiene tiempo de adaptarse, y el resultado son s√≠ntomas como fatiga, problemas digestivos, alteraciones del ciclo de sue√Īo y vigilia, apat√≠a, irritabilidad o confusi√≥n.

Por cierto, adem√°s de esa tendencia en ataques card√≠acos el d√≠a posterior al cambio de hora, los investigadores han estimado que los accidentes de autom√≥vil en Estados Unidos causados ‚Äč‚Äčpor conductores so√Īolientos probablemente han costado la vida a 30 personas adicionales durante el per√≠odo de nueve a√Īos entre el 2002-2011. ‚ÄúEl cerebro, a modo de lapsus de atenci√≥n y micro-sue√Īos, es tan sensible como el coraz√≥n a perturbaciones muy peque√Īas del sue√Īo‚ÄĚ, finaliza Walker. [BusinessInsider]