Imagen: Pixabay

Cuando estás esperando a que una sartén salga del lavaplatos para poder empezar a hacer la cena, puede parecer que el ciclo de secado tarda una eternidad. La solución obvia es abrir la puerta, sacar la sartén y secarla a mano con una toalla.

Advertisement

No obstante, CNET comenta esta semana que abrir la puerta del lavaplatos en realidad puede secar la vajilla mucho más rápido que el ciclo de secado del aparato y también ahorrarte tiempo y electricidad.

Funciona de forma simple. CNET sugiere que abras la puerta del lavavajillas cuando termine el ciclo de lavado y se haya drenado el agua. Cuando lo haces, los platos calientes dentro de la máquina evaporarán todo el agua que estaba dentro. Es posible que te encuentres con mucho vapor caliente (da un paso atrás) pero después de unos minutos (máximo 10) todos tus platos estarán secos.

Para el ejemplo de la sartén, es más eficiente secarla y luego continuar con tu cena. Pero si estás esperando a que salgan muchos platos, entonces este método podría ahorrarte un poco de tiempo. Por lo menos usarás menos energía comparando con la que usaría el lavavajillas y ahorrarás un poco en la factura de la luz.