Cómo superar los problemas que conlleva trabajar desde casa

10.7K
7
1
Trabajar desde casa puede parecer un lujo, pero no es tan fácil.
Foto: Pixabay (Pexels)

Cuando le digo a la gente que trabajo desde casa, a menudo me tienen envidia. Considerando que trabajé en una oficina durante años, lo entiendo. Pero hay algunas cosas sobre trabajar desde casa que de verdad apestan.

Por supuesto, hay beneficios geniales de trabajar desde casa que resumiré a continuación. No tienes que desplazarte, puedes comer cuando quieras y puedes trabajar en pijama. Además, hay menos ojos mirándote y tienes un baño personal (si no tienes compañeros de piso).

Advertisement

Sin embargo, no necesariamente he escogido esta vida para mí. Para muchos trabajos que requieren un ordenador, especialmente para trabajos freelance, ir a la oficina no es una opción. Y hay cosas positivas sobre trabajar en una oficina que simplemente no están disponibles a trabajadores remotos. En un thread de Twitter sobre los pros y contras de ambos entornos de trabajo, el director editorial de InVisionApp, Sean Blanda, describió de forma concisa lo que apesta de trabajar desde casa, algo que nunca sabrías si no lo has hecho a jornada completa.

Encontrar oportunidades para hablar

Blanda comenta que en la vida real, se suele disuadir hablar con los compañeros en un horario de trabajo. Pero si estás en una oficina, es inevitable que ocurra. Hay descansos para comer y otras oportunidades para hablar con otras personas. Pero en inglés existe la frase “conversaciones cerca de la máquina del agua”. ¡La gente quiere saber con quién está trabajando! No obstante, esto es difícil si no estás cerca de la máquina del agua.

Advertisement

Para afrontar el sentimiento de que me estoy perdiendo muchas oportunidades para conocer a mis compañeros, decidí hablar mucho en Slack. Esto puede ser frustrante para tu jefe, pero los otros trabajadores remotos normalmente están felices de saber de ti y responden. Utilizar el sistema de comunicación que tienes para trabajar es una buena solución si te sientes desconectado. Un consejo: abre chats más pequeños para que no abrumes el chat principal. Yo he estado en chats de Slack diseñados para hablar de todo tipo de temas, desde productos de belleza hasta la serie Riverdale.

No te avergüences de preguntar

Cuando trabajas desde casa y no tienes un cargo directivo, puedes ser difícil estar al día de los proyectos de tus compañeros. No tienes las pistas o el contexto que normalmente recogerías cuando compartes oficinas con tus compañeros. Tampoco te incluyen en reuniones casuales o reuniones de lluvias de ideas, afirma Blanda. ¿Qué haces? Entrométete todo lo que puedas.

Advertisement

Hablando de sensaciones, si no preguntas, no tendrás ni idea de los proyectos de los otros. NI. IDEA.

Advertisement

No puedes caminar y ver la pantalla de un compañero. Tampoco te puedes enterar si una división parece estresada hoy.

¡PREGUNTA! Y espía los canales de Slack.

Pregúntale a un compañero o a tu jefe lo que está pasado. No es una idea loca pedir que te mantengan al día o tener conversaciones privadas con otros para que estés informado de cualquier noticia. Blanda sugiere meterte en los canales de Slack en los cuales todos están hablando para que tengas más contexto sobre las qué preguntas deberías hacer.

Advertisement

Conviértete en tu propia animadora

He trabajado en muchos lugares donde solo se comunican conmigo cuando la he jodido. No somos niños, y deberíamos poder trabajar sin que nuestros superiores nos regañen constantemente. Cuando trabajas desde casa, no desarrollas una amistad con tu jefe, y tampoco recibes un comentario sobre tu buen trabajo de vez en cuando. Cuando recibes una queja, por lo tanto, está en forma de texto, lo cual hace difícil descifrar el tono. En estas situaciones, es fácil pensar que tu jefe te odia y es malo para tu moral.

Advertisement

Necesitarás confianza silenciosa. No recibirás el refuerzo positivo que normalmente obtendrías del lenguaje corporal o de la sensación de estar en una oficina.

Advertisement

También puede dañar tus oportunidades para ascender o recibir un aumento de sueldo ya que como no te ven, no piensan en ti. Una táctica que te puede ayudar en mantener un registro de tus logros según las métricas establecidas por tu empresa.

De esta forma, sabes por qué te deben de considerar igual que tus compañeros que trabajan en la oficina, y puedes pelear por lo que crees que mereces. No es poco razonable pedirle feedback a tus superiores de vez en cuando. Aunque sientas que no quieres molestar, pidiendo feedback en intervalos regulares es una buena forma de asegurarte de que estás haciendo bien tu trabajo y que se están acordando de ti.

Advertisement

Termina de trabajar a tu hora

Cuando trabajas desde casa, no es tan fácil ver la línea entre el trabajo y la vida. Esto es especialmente cierto si trabajas en diferentes zonas horarias. Blanda afirma que es fácil sentir un poco de estrés cuando no estás mirando tu email o tu Slack, ya que crea la sensación de que te “falta algo”. No pocas veces me he encontrado trabajando fuera de mis horario en ciertas cosas, lo cual crea la impresión de que el día de trabajo nunca acaba.

Advertisement

Asegúrate de poner límites, y tener un momento claro que marca el “final del día”. A mí me gusta salir a caminar alrededor de la manzana y luego hacerme una taza de café con el ordenador cerrado. Si tienes un jefe que suele mandarte mensajes aunque no estés trabajando, dale las gracias y luego dile que lo mirarás mañana o cuando empiece tu horario de trabajo.

Advertisement

Conecta con otras personas

Los trabajadores remotos pueden sentirse muy solos. Para los que no les gusta socializar, es perfecto. Sin embargo, para mí, trabajar desde casa todo el día me puede realmente deprimir si no me obligo a salir y hablar con otro ser humano. Asegúrate de planificar tiempo para estar con amigos, tomar clases de ejercicio en grupo, explorar hobbies con un componente social o unirte a un coworking para que tengas un sitio a donde ir lejos de tu habitación. No tienes porqué convertirte en un ermitaño simplemente porque trabajas donde duermes.

Advertisement

Por supuesto, después de pasar una hora en el tren durante la hora punto, no ver a otro humano jamás probablemente suena como una buena idea.

Share This Story