Para afrontar debidamente la idea de viajar por el espacio no basta con reunir muchos víveres, agua y aire en una nave espacial. Necesitamos encontrar maneras de recrear nuestro ecosistema natural en un ambiente cerrado. Julian Melchiorri es un estudiante en el Royal College of Art de Londres, y acaba de crear un material que podría facilitar mucho esos viajes interestelares: una hoja sintética funcional.

Advertisement

El problema con las hojas naturales es que las plantas no crecen en gravedad cero, y no florecen ni se desarrollan igual a bordo de una nave espacial. El invento de Melchiorri podría garantizar una producción de oxígeno constante sin necesidad de cargar incontables tanques de oxígeno líquido. Su idea, de hecho, era crear una hoja capaz de sobrevivir a los rigores del espacio y seguir funcionando.

Para su creaci√≥n, Melchiorri ha extra√≠do cloroplastos naturales, que son los org√°nulos responsables de la fotos√≠ntesis en las c√©lulas vegetales, y las ha encapsulado en una soluci√≥n de prote√≠nas de seda. Basta humedad en al aire y luz para que las hojas generen ox√≠geno como las naturales. El material no solo podr√≠a facilitar los viajes largos en el espacio. Tambi√©n sirve para desarrollar nuevos filtros de aire y sistemas de producci√≥n de ox√≠geno, aqu√≠ en La Tierra. Es un proyecto que a√ļn necesitar√≠a una validaci√≥n cient√≠fica completa, pero un buen comienzo. [Dezeen v√≠a Newlaunches]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)