Image: Pexels

Durante una reciente entrevista de la CNBC al CEO de LinkedIn, Jeff Weiner, el periodista Adam Bryant le preguntĂł lo que ha aprendido durante estos años sobre el uso del correo electrĂłnico. ÂżCuĂĄl es la error nĂșmero uno que la mayorĂ­a comete en el entorno laboral segĂșn Weiner?

“Escribir demasiado”, zanjó el CEO. Luego pasó a detallar su punto de vista:

Es fåcil pasar por alto la importancia de la claridad y la brevedad en los correos electrónicos. Cuanto mås largo y complejo es un correo, mås preguntas surgen y las personas buscan nuevas respuestas y tienes que enviar mås correos electrónicos, y luego vuelven mås respuestas, y así sucesivamente. 

Otro tema interesante que surgiĂł en la entrevista fue el denominado como “correo electrĂłnico enfadado o furioso”, es decir, aquel que la gente responde porque se ha sentido atacado o simplemente se ven impulsados a contestar con una respuesta emocional, defendiendo lo que sea con vehemencia. ÂżSoluciĂłn? SegĂșn Weiner:

Levanten el telĂ©fono. Muchas veces, particularmente en una situaciĂłn volĂĄtil, las personas envĂ­an correos electrĂłnicos; no siempre se convierten en espectadores de sus propios pensamientos cuando redactan el mensaje y envĂ­an algo que puede provocar a alguien que lo recibe. Algunas veces es mejor decir, ‘vamos a acabar con estoÂŽ. ReĂșnanse y sean capaces de proporcionar un contexto adicional sobre por quĂ© las personas estĂĄn mal o molestas o por quĂ© hay fricciĂłn, y puedes resolver las cosas mucho mĂĄs rĂĄpido de esa manera.

Finalmente, Weiner termina la extensa entrevista con una reflexiĂłn sobre el tema de los correos. Para el CEO, y bajo el contexto de un correo importante de trabajo, lo mejor es seguir tres pasos con los que minimizar los errores en un correo. Escribir y guardar el borrador, revisarlo mĂĄs tarde (o cinco minutos despuĂ©s), y por Ășltimo “releerlo en alto teniendo en cuenta la audiencia a la que te diriges”. [YouTube via Inc]