Cuándo deberías poner el ventilador para no pasar más calor y cuándo es contraproducente

Imagen: haru__q (Flickr (CC BY-SA 2.0))

Más de uno que tenga un ventilador eléctrico se va a llevar una gran decepción al oír ésto. Un nuevo estudio publicado este lunes sugiere que, aunque los ventiladores pueden ayudar a refrescar a las personas en los días calurosos y húmedos, pueden conseguir lo contrario en entornos cálidos y áridos.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Sydney, reclutó a 12 universitarios sanos para su experimento. Se les pidió a los hombres (que iban todos vestidos con pantalones cortos) que se sentaran en una habitación durante dos horas seguidas en cuatro escenarios muy desagradables.

Advertisement

En un par de escenarios, la habitación fue calentada hasta alcanzar los 40º C, con una humedad relativa del 50 por ciento, dando lugar a un índice de calor (la temperatura que realmente se siente) de 56º C. En los otros escenarios, la habitación fue calentada hasta alcanzar los 47º C, con una humedad relativa del 10 por ciento, lo que provoca un índice de calor más bajo de 46º C. La mitad del tiempo, los hombres estuvieron sentados frente a un ventilador eléctrico normal y corriente.

Antes y después de los experimentos, midieron la frecuencia cardíaca, el nivel de sudor y la temperatura corporal (por desgracia, por vía rectal) de los hombres, y también les preguntaron cómo de cómodos se sentían en general.

Como era de esperar, no fue una gran experiencia para ninguno de ellos, independientemente del escenario. Pero los jóvenes dijeron que se sentían el doble de cómodos en la habitación cálida y húmeda cuando el ventilador estaba encendido que cuando no lo estaba. Su temperatura corporal y su nivel de estrés cardíaco eran ligeramente más bajos cuando el ventilador estaba encendido, aunque sudaban más, por lo que aumentaba el riesgo de deshidratación.

Pero cuando el ventilador estaba encendido en la habitación caliente y seca, los hombres sacaron peores notas en todas las mediciones en comparación con el escenario sin ventilador, a pesar de que la habitación tenía una sensación térmica mucho menor que la versión anterior.

Advertisement

Actualmente, organizaciones como la Agencia de Protección Ambiental recomiendan a la gente que no usen ventiladores cuando el índice de calor está por encima de nuestra temperatura corporal (37º C). La lógica dice que los ventiladores en realidad pueden causarnos más presión al cuerpo a esa temperatura o más, ya que al estar rociándonos con aire más caliente, nuestra piel se puede calentar por convección.

Pero los resultados del estudio, publicados en Annals of Internal Medicine, parecen demostrar que confiar solo en el índice de calor podría no ser la mejor manera de saber si usar un ventilador es útil, según los autores.

Advertisement

“Estos hallazgos resaltan los problemas que pueden surgir cuando se utilizan los valores [el índice de calor] para recomendar el uso del ventilador durante las olas de calor”, escribieron.

Incluso los propios investigadores advierten que las conclusiones del estudio han de tomarse con cierto escepticismo. Doce voluntarios no son muchos para un estudio, y dos horas no es mucho tiempo para hacer una comparación. Tampoco podemos estar seguros de si podremos ver estos efectos en otros grupos de personas.

Advertisement

Aún así, los autores creen que en las zonas donde el clima es cálido y húmedo, los ventiladores cumplirán bien con su función, mientras que en países donde las olas de calor tienden a ser secas, lo mejor es no ponerlo.

Share This Story