Descubren a un oso devorando a otro en Canadá, un caso de canibalismo más frecuente de lo que parece

No es totalmente inusual que los osos se coman a otros de su especie.
Foto: Alan Vernon (Wikimedia Commons)

El consejero de política Mike Robertson estaba realizando un vuelo en helicóptero en Columbia Británica, Canadá, esta semana cuando vio lo que parecía ser dos osos muertos. Su helicóptero se acercó a la escena, y Robertson no podía creer lo que veía con sus ojos. Era un oso negro agachado sobre el cadáver de otro oso. Se lo estaba comiendo.

Un oso negro devora a otro en Canadá.
Foto: Mike Robertson (CBC)
Advertisement

Robertson hizo fotos de lo que vio, afirmado que sintió escalofríos en sus huesos al considerar el acto. No obstante, aunque es impactante, no es un caso totalmente fuera de lo común, de acuerdo con el servicio de conservación de Columbia Británica. Los expertos afirman que los osos suelen ser más agresivos durante el otoño y que hay casos en los cuales los osos se comen a otros de su propia especie.

Los osos negros no son los únicos que adoptan el canibalismo durante épocas difíciles. En otoño de 2009, se reportaron ocho casos de osos polares comiendo a cachorros y a osos polares adultos en Manitoba, Canadá. En esos casos, los expertos sospecharon que el cambio climático y la destrucción del hábitat de los animales habían sido la causa.

Pocos años después, en 2013, un grupo de personas haciendo senderismo encontró a un oso pardo comiéndose a un oso negro.

Advertisement

“Sabemos que es un mundo donde los perros se comen a los perros, pero ahora nos estamos dando cuenta de que los osos también se comen a los osos”, dijo Steve Michel, un especialista con el parque nacional Banff, en aquel momento.

Robertson, el consejero que vio a los osos, a menudo realiza viajes por el área, que ha sufrido de fuegos forestales. Lo ha hecho para obtener una idea del daño, y afirma que los osos también han sufrido.

Advertisement

“Definitivamente están bajo estrés por los fuegos, por la falta de comida”, afirmó Robertson. “La mayoría de los sitios donde tienen sus madrigueras han sido destruidos”.

[CBC]

Share This Story