Esta imagen conceptual compara un atardecer en la Tierra con un hipotético atardecer en Teegarden b y Teegarden c
Imagen: PHL @ UPR Arecibo (CC BY-NC-SA 3.0)

Teegarden es una estrella tan pequeña y débil que a pesar de estar muy cerca de la Tierra —a 12,59 años luz— no fue identificada hasta 2003. Más adelante, su cercanía la convirtió en una candidata atractiva para la búsqueda de planetas.

Hoy, un equipo de astrofísicos ha anunciado el descubrimiento de dos exoplanetas potencialmente habitables en órbita con Teegarden:

Los planetas recibieron el nombre de Teegarden b y Teegarden c (Teegarden a es la propia estrella). Fueron detectados a través del instrumento CARMENES, un espectrógrafo de infrarrojo y luz visible que opera desde el Observatorio de Calar Alto, en Almería, mediante la técnica doppler, que permite detectar el movimiento producido por los planetas en su estrella al girar en torno a ella.

Este pequeño movimiento es imposible de detectar con la tecnología que tenemos actualmente para la mayoría de las estrellas, pero CARMENES cuenta con una precisión de un metro por segundo y puede ver cambios de velocidad en enanas M o enanas rojas, como Teegarden a, que además de ofrecer las condiciones para que exista agua líquida en órbitas cercanas, irradia la mayor parte de su energía en ondas rojas e infrarrojas (la especialidad de CARMENES). Tanto Teegarden b como Teegarden c podrían albergar agua en su superficie.

Advertisement

El astrofísico alemán Mathias Zechmeister y su equipo han estado observando la estrella Teegarden desde el inicio de CARMENES hace tres años. Sus mediciones mostraron la presencia de al menos dos señales que tras meses de observaciones de seguimiento en otros observatorios fueron identificadas como dos planetas.

Teegarden b completa una órbita alrededor de su estrella cada 4,9 días y Teegarden c lo hace cada 11,4 días. Ambos tienen una masa similar a la de la Tierra, pero están mucho más cerca de su estrella que nosotros del Sol (2,5 y 4,5% de la distancia de la Tierra al Sol, respectivamente). Sin embargo, la estrella Teegarden tiene una temperatura de 2600 ºC, la mitad que el Sol.

Advertisement

Teegarden b es el exoplaneta que más se parece a nuestro planeta de los 4058 descubiertos hasta ahora. Tiene una masa similar y recibe una radiación parecida, por lo que su Índice de Similitud a la Tierra es de 0,95. Según los investigadores, hay un 60% de posibilidades de que su superficie sea templada, con temperaturas de entre 0 y 50 °C. Y si tuviera una atmósfera como la de la Tierra, el termómetro oscilaría alrededor de unos agradables 28 °C. Teegarden c, en cambio, tendría temperaturas de -47 °C, similares a las de Marte.

El problema de esta idea tan optimista que, al estar tan cerca de una enana roja, ambos exoplanetas habrán sufrido una mayor erosión atmosférica que la Tierra a base de llamaradas solares, como ocurre con Proxima b. También podrían sufrir acoplamiento de marea, mostrando siempre la misma cara a su estrella, como la Luna a la Tierra, y estar fritos por un lado y congelados por el otro.