En 2012, el Vaticano acogió un congreso copto internacional que levanto ampollas en el seno de la iglesia católica, porque sirvió para presentar un antiguo papiro en el que se suponía que Jesucristo habla a sus discípulos sobre su esposa. En su momento, el Vaticano declaró que se trataba de un montaje. Hoy, Científicos del MIT y de las Universidades de Harvard y Columbia confirman que es auténtico.

La especialista en divinidades Karen L. King, se ha apresurado a explicar que el documento no prueba en absoluto que el personaje histórico o religioso conocido como Jesucristo tuviera una esposa. Lo único que los análisis realizados sobre el documento han demostrado es que no es una falsificación moderna. Las pruebas morfológicas, de materiales, escritura, y del Carbono 14 indican que pertenece a algún momento del siglo octavo.

Lejos de pretender debatir sobre la vida de Jesús, lo que el estudio pone de manifiesto es que existió una doctrina de la antigua iglesia egipcia en la que las mujeres (fueran esposas, hermanas o madres) eran discípulas en igualdad de condiciones con los hombres. En palabras de la doctora King:

Espero que el informe sirva para pasar página sobre la cuestión de su autenticidad para centrarnos en el significado de este fragmento de la historia para la cristiandad. Espero que sirva para pensar más allá de si Jesús estaba casado o no. ¿Realmente importa? ¿Por qué hay gente que reacciona de manera tan radical a esta idea?

El manuscrito, apodado el Evangelio de la esposa de Jesús, está escrito en lengua copta sobre papiro egipcio, y le faltan muchos fragmentos. A continuación tenéis una transcripción realizada por los propios investigadores. [Universidad de Cambridge vía Boston Globe]

Advertisement