Expertos meteorológicos de Indonesia han señalado en un nuevo informe una de las posibles causas del accidente del avión de AirAsia: acumulación de hielo en el motor, y no turbulencias, como se había especulado hasta ahora. De momento se trata solo de una hipótesis, pero podría convertirse en la explicación oficial.

En un informe de 14 páginas, la agencia meteorológica del Sudeste Asiático señala a la acumulación de hielo como el posible causante de daños en los motores y el posterior siniestro. Como adelanta el Wall Street Journal, se trata del primer informe del gobierno indonesio para tratar de explicar la causa del siniestro. "Muchos expertos en seguridad aérea han señalado a posibles sensores de velocidad en mal funcionamiento debido a la acumulación de hielo - u otras dificultades de control de vuelo - como el problema más probable que desencadenó una serie de eventos que acabó con el avión desapareciendo del radar a una altitud de más de 30.000 pies (9.100 metros)", explica el informe.

El problema de la acumulación de hielo no ha causado nunca por sí solo el accidente de un avión comercial. No ha ocurrido en los últimos 30 años. Es un fenómeno conocido y ocurre cuando el vapor a elevadas alturas se congela y puede acabar acumulándose dentro de los motores. En los últimos 10 años, se han detectado al menos 100 caso de grandes aviones comerciales cuyos motores sufrieron este problema, pero las máquinas se apagaron y encendieron de nuevo resolviendo la incidencia, según General Electric (fabricante de los motores analizados) y reguladores estadounidenses, señala el WSJ.

¿Por qué habría podido ocurrir ahora en el Airbus A320 siniestrado de AirAsia? Este modelo de avión ha presentado problemas en el pasado con los indicadores de velocidad en condiciones de fuertes tormentas. Sin embargo, de momento es solo una hipótesis, está por confirmar si el aparato del vuelo QZ8501 siniestrado contaba con la última generación de sensores o no.

De momento, el equipo de búsqueda y rescate ha recuperado ya 34 cuerpos del mar y múltiples objetos, entre ellos 5 de gran tamaño que podría tratarse, casi con toda seguridad, del fuselaje del avión. Las tareas de búsqueda y rescate continuarán durante los próximos días y semanas. [vía The Wall Street Journal]

Fotos: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)