Photo: Pompeii Archaeological Park

Uno ve la imagen del √ļltimo cuerpo hallado en las ruinas de Pompeya y es imposible no suponer que la causa de la muerte fue una soberana pedrada en la cabeza. Curiosamente no fue as√≠. El cr√°neo de la persona que muri√≥ aplastada bajo una piedra cuando hu√≠a del volc√°n cuenta una historia muy distinta.

En su momento, los arque√≥logos supusieron que el habitante de Pompeya con m√°s mala suerte del mundo hab√≠a muerto cuando una jamba de piedra de unos 295 kilos le cay√≥ encima. El cr√°neo no apareci√≥, y los especialistas estaban convencidos de que hab√≠a quedado hecho a√Īicos por el impacto y que encontrar√≠an los fragmentos en las inmediaciones. Cuando excavaron m√°s lo que apareci√≥ fue el cr√°neo completo sin un rasgu√Īo.

Advertisement

Photo: Pompeii Archaeological Park

¬ŅFue seccionado el cr√°neo en vida, o post mortem? los huesos no revelan el tipo de trauma necesario como para decapitar el cuerpo. Eso y el an√°lisis de los estratos revelan que el cr√°neo se separ√≥ del resto del esqueleto mucho despu√©s de la erupci√≥n y por procesos puramente geol√≥gicos. Un proceso de tunelado natrural del terreno que tuvo lugar en el siglo XIX hizo que el cr√°neo terminara sepultado mucho m√°s abajo.

Advertisement

Photo: Pompeii Archaeological Park

Eso significa que el cuerpo estaba entero cuando le cay√≥ la piedra, pero est√° no solo no fue la causa de la muerte, sino que ni siquiera da√Īo los huesos. ¬ŅC√≥mo es posible? La principal hip√≥tesis del director de la excavaci√≥n Massimo Osanna es que la persona, un hombre de alrededor de unos 30 a√Īos, muri√≥ por asfixia cuando le alcanz√≥ el flujo pirocrl√°stico. La jamba del edificio cay√≥ sobre √©l m√°s tarde y lo hizo cuando su cuerpo probablemente ya estaba parcialmente sepultado en cenizas, polvo y piedras, lo que evit√≥ que le causara da√Īos.

Photo: Pompeii Archaeological Park

Advertisement

Junto al cr√°neo tambi√©n ha aparecido una peque√Īa bolsa con 22 monedas de plata y bronce que hubieran mantenido a una familia de la √©poca durante dos semanas. Aunque el hombre estaba bastante sano, ten√≠a una infecci√≥n severa en la rodilla. Ello probablemente lo imped√≠a caminar a un ritmo normal y fue la causa de su retraso en huir de la ciudad. Al final s√≠ que tuvo mala suerte, pero no por la piedra que le cay√≥ encima. [Telegraph v√≠a Science Alert]