Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Descubren en Pompeya un puesto de comida rápida con restos de comida de hace 2000 años

336
10
Save
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Luigi Spina/Parco Archeologico di Pompei (AP)

Antes de su desaparición a manos del monte Vesubio, Pompeya era una ciudad bulliciosa con una economía agrícola fuerte y un apetito sin igual. Las escenas pintadas y los restos arqueológicos nos dieron una buena idea de la dieta de sus condenados residentes. El sábado, el Parque Arqueológico de Pompeya anunció la excavación de uno de los termopolios de la ciudad, o tiendas de comida rápida y bebida, con información sobre lo que servía el restaurante.

Advertisement

“Los restos de alimentos, que incluyen huesos de animales, coinciden con algunas de las pinturas del mostrador”, escribió en un correo electrónico Virginia Campbell, historiadora y arqueóloga de la Universidad Abierta de Inglaterra. “Siempre se ha especulado que las imágenes de la comida coinciden con lo que se consumía, pero esto es una prueba inequívoca de una tienda”.

La Regio V de Pompeya es un regalo que sigue dando de sí. El área mayoritariamente sin excavar de aproximadamente 22 hectáreas comprende la mayor parte del extremo norte de la ciudad y un poco de su parte sureste. En 2018, se encontró un esqueleto sin cabeza clavado debajo de una piedra enorme (al principio se pensó que estaba aplastado debajo de la roca, el cráneo del esqueleto se encontró poco después). Más tarde ese año, se encontró un garabato de carbón en la Casa del Jardín de la región que mencionaba el 17 de octubre, dos meses después de la fecha de erupción comúnmente aceptada del 24 de agosto de 79 EC, lo que sugiere que es posible que tengamos que revisar el momento del cataclismo. (Tienes una gran cantidad hallazgos fascinantes de la región aquí). Las excavaciones en la Regio V emplean técnicas arqueológicas de vanguardia que no existían cuando se excavaban otros parques de Pompeya.

“Estamos obteniendo información que nunca antes habíamos tenido de una vez, en lugar de repasar materiales antiguos e intentar aplicar nuevas técnicas, a veces con malos resultados”,  escribió Campbell.

Excavado por primera vez en 2019, el termopolio de Regio V contiene artículos de despensa como ánforas (contenedores altos de dos asas) y tinajas, restos de pato, cerdo, cabra, pescado y caracoles terrestres, y residuos de habichuelas en el fondo un dolium o tinaja. Los hallazgos extraculinarios incluyen restos humanos y de perros, así como los frescos a los lados de la encimera del termopolio. (Los agujeros en la encimera estaban donde estaban incrustadas las tinajas). Bordeados de amarillo mostaza, los frescos representan un perro negro con una correa y un caballito de mar azul que lleva a una nereida; un bodegón de ánades reales colgados y un gallo de color marrón rojizo anuncian lo que el puesto de comida probablemente tenía para ofrecer hasta su último día de funcionamiento.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Steven Ellis

“Mi libro tiene 163 termopolios” , dijo en una llamada telefónica Steven Ellis, arqueólogo de la Universidad de Cincinnati y autor de The Roman Retail Revolution, que trata los puestos de comida como el recientemente descubierto. “¿Pero adivina que? Ahora hay 164.

Advertisement

Ellis dice que el termopolio de Regio V (que en aquel entonces habría tenido otros nombres, como taberna, caupona o popina) es único por sus frescos, su tamaño y forma de mostrador, y el tamaño de sus vasijas. Desde que se excavó el último termopolio hace aproximadamente medio siglo, el yacimiento de Regio V ofrece un vistazo de cómo se habría visto una tienda de este tipo en el 79 EC., sin el desgaste y la degradación de la exposición moderna.

“Son una invención de principios del siglo I”, dijo Ellis, “y encontramos muchos de ellos en Pompeya, no solo porque Pompeya fuera destruida de la noche a la mañana, sino porque Pompeya era una ciudad del siglo I; la máxima expresión de esta forma urbana de venta minorista”.

Advertisement

Se estimó que una víctima humana en el puesto de comida tenía al menos 50 años al morir y parece haber estado acostada en una cama en una cámara interior en el momento de la erupción, según los clavos y residuos de madera que se encuentran debajo de los restos. (Es difícil decirlo con certeza, ya que los saqueadores del siglo XVII cavaron túneles que corrompieron el yacimiento). Se encontraron huesos de otro individuo dentro de una vasija; según las autoridades del parque, posiblemente fueron colocados allí por los saqueadores. También se descubrieron los restos de un perro pequeño. El parque dice que el perro era un adulto de menos de 25,4 centímetros hasta el hombro, lo que sugiere que fue criado para tener el tamaño de un perro faldero.

El perro se puede distinguir del fresco canino que decora el mostrador, siendo este último un perro más grande. Alrededor del borde del fresco del perro había un grafito de la época romana que decía NICIA CINAEDE CACATOR, literalmente, “Nicias [el sujeto del insulto] es un cagón maricón”. (No es ni mucho menos la única blasfemia garabateada por los pompeyanos).