Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Gif: Stuff Made Here (YouTube)

Se diría que Shane Wighton tiene algo contra los deportes. El mes pasado, El responsable del canal de YouTube Stuff Made Here presentó al mundo una canasta de baloncesto cuyo tablero estaba diseñado para que todos los tiros entren. Ahora ha creado el palo de golf definitivo.

Advertisement

La canasta de baloncesto era un dispositivo pasivo. Wighton “simplemente” calculó todas las trayectorias posibles y las corrigió aplicando al tablero una curvatura generada por ordenador. El palo de golf que acaba de mostrar al mundo es mucho más sofisticado. Dentro lleva una serie de sensores diseñados para detectar la trayectoria, el ángulo vertical y la velocidad del palo.

Esos sensores realizan una estimación del ángulo en el que la punta del palo va a incidir sobre la bola y envían esa información a unos motores que ajustan el ángulo del cabezal de manera que corrija cualquier posible desviación. Es más, la capacidad del cabezal para ajustar su ángulo hace que el palo pueda ajustarse para funcionar como cualquier hierro entre el 1 y el 11. El prototipo básicamente sustituye a medio carrito de golf.

Seleccionar el palo es tan sencillo como ajustar un dial marcando el tipo de palo o la distancia a la que queremos llegar, pero la detección automática de ángulos es otro asunto. Wighton tuvo que medir su propio swing y calcular una media razonable. El invento funciona, pero aún no está del todo pulido. La buena noticia es que mejorarlo es solo cuestión de meter más horas analizando diferentes Swings

Advertisement

Un segundo problema del dispositivo es que, de momento, solo ajusta el ángulo vertical. En otras palabras, si sufrimos de las temidas desviaciones del tiro a derecha o izquierda (slice o hook) no nos servirá de mucho. El reto aquí es emplear materiales y mecanismos que sean capaces de resistir la tremenda fuerza que el palo ejerce sobre la bola al golpear. Wighton ha prometido trabajar en una segunda versión que corrija también estas desviaciones. Por ahora el inventor no se ha planteado comercializar su palo, pero más de un campo de golf estaría interesado en él. Con una buena programación y funciones adicionales, el palo podría ser el profesor de golf definitivo. [Stuff Made Here]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter