Peter Madsen y su submarino en el 2008. (Foto: AP Images)

Peter Madsen, el inventor danés acusado del homicidio de la periodista Kim Wall, envió días antes de cometer el crimen del que se le acusa mensajes de texto a su pareja, en los que describía detalladamente el asesinato. Los mensajes de Madsen pasarán a ser parte vital de la investigación.

A mediados del mes de agosto de 2017, Wall abord√≥ el submarino de Peter Madsen para escribir un art√≠culo al respecto. Despu√©s de todo, este era el submarino de fabricaci√≥n privada m√°s grande de mundo. El submarino se hundi√≥ y Madsen tuvo que ser rescatado, pero no hab√≠an se√Īales de Wall. D√≠as m√°s tarde, partes desmembradas de la periodista comenzaron a aparecer y la polic√≠a descubri√≥ que hab√≠a sido torturada y abusada sexualmente.

Madsen ha sido acusado de homicidio y la fiscal√≠a busca una condena de cadena perpetua. Actualmente se est√° llevando a cabo la investigaci√≥n, y seg√ļn reporta un detallado art√≠culo de Wired, han salido a la luz los mensajes de texto que el inventor envi√≥ a la que era su pareja entonces. La mujer asegura que d√≠as antes le pidi√≥ a Madsen que la amenazara para motivarla a terminar un proyecto de su trabajo, y √©l le envi√≥ detalles amenazadores que resultaron siendo muy similares al asesinato de Wall. Seg√ļn el art√≠culo:

Nuestra conversación comenzó como un intercambio de mensajes sexuales típico, pero después cambió a algo más intenso. Ella [la expareja de Madsen] me leyó los mensajes, traduciéndolos a inglés:

‚ÄúEn los mensajes [Madsen] me dijo que ten√≠a un plan para cometer un homicidio en el submarino, y le dije que no ten√≠a miedo al respecto, que deb√≠a ser m√°s amenazador. Despu√©s me coment√≥ acerca de las herramientas que pensaba usar y le dije ‚ÄėOh, eso tampoco es tan amenazador‚Äô. Despu√©s me dijo que tambi√©n consideraba invitar alguien m√°s al submarino para que participara y lo ayudara a cortarla en pedazos‚ÄĚ.

Advertisement

La expareja del acusado también mencionó que en ese momento no le dio mucha importancia a la conversación, ni se la tomó en serio. Después intercambiaron vídeos graciosos de caballos y siguieron conversando como si nada. Tras descubrirse los restos de Wall y Madsen ser acusado de homicidio, la policía de Dinamarca la entrevistó y ella reveló los mensajes de texto, los cuales ahora son un elemento clave en la investigación de fiscalía. [Wired vía Business Insider]