Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Al principio no se ve nada. Solo una habitación oscura. De repente, un búho pasa volando y el aire se ilumina con miles de pequeñas partículas que se arremolinan en el aire al paso del ave. Poco a poco, las burbujas forman dos vórtices perfectos que esconden un truco muy interesante.

Advertisement

El vídeo es una belleza solo si te gustan las aves, pero en el Real Colegio de Veterinarios de Londres no estaban interesados solo en admirar al Cárabo Común (Strix aluco) o al Azor Común (Accipiter gentilis). El objetivo de los investigadores era estudiar la sustentación de estos excepcionales animales cuando planean sin mover las alas. Para ello llenaron la habitación de más de 20.000 burbujas de jabón y helio completamente inofensivas para el animal, pero que dejan una huella visual perfecta al paso de este. Dos cámaras de super alta velocidad y sensores para reconstruir el flujo del aire en 3D se encargaron del resto.

Los dos vórtices que se forman bajo las alas del búho y el azor son un efecto negativo producido precisamente por la sustentación, y conocido como resistencia inducida (drag). Los investigadores esperaban encontrar esos vórtices en las alas igual que los conocemos porque se producen también bajo las alas de los aviones. lo que no esperaban era encontrar otros dos vórtices más pequeños justo detrás de la cola.

Advertisement

El estudio, publicado a través de Nature, revela que los búhos, los azores y otros pájaros especialmente buenos voladores emplean la cola para generar más sustentación. El dato es hoy más relevante que nunca. El profesor Richard Bomphrey, coautor del estudio, explica por qué:

Nuestro entendimiento del vuelo de las aves se usó para diseñar los primeros aviones de la historia. Desde entonces, la ingeniería aeronáutica fue evolucionando hacia aviones cada vez mas grandes y rápidos, un terreno en el que la viscosidad del aire no es tan relevante. Es por eso que el estudio del vuelo de los pájaros se ha dejado atrás. Ahora, sin embargo, nuestra atención se da vuelto a dirigir hacia aviones más pequeños y energéticamente eficientes. En ese sentido las aves pueden tener de nuevo un papel muy importante en la aeronáutica del futuro.

Advertisement

[Real Colegio Veterinario de Londres vía The Kids should see this] 

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter