En las √ļltimas horas han salido a defender al equipo de BBC Earth varios cineastas de vida salvaje. La raz√≥n se debe a un hecho ‚Äúsin precedentes‚ÄĚ en el √ļltimo documental de la naturaleza de David Attenborough, Dynasties. Pararon la grabaci√≥n para rescatar a una colonia de ping√ľinos de la muerte.

La escena segu√≠a a un grupo de ping√ľinos emperador que intentaban sobrevivir el brutal invierno en la Ant√°rtida. Cuando una tormenta particularmente violenta literalmente derrib√≥ a algunos de los ping√ľinos, estos acabaron en un barranco con paredes demasiado empinadas como para que pudieran escalarlas. Entonces, las cosas se pusieron demasiado reales para los propios c√°maras y miembros de la producci√≥n.

La escena, parte del √ļltimo episodio emitido esta semana, hab√≠a mantenido a los espectadores en vilo ante lo que parec√≠a una muerte casi segura. Algunas madres ping√ľinas abandonaron a sus polluelos mientras picoteaban para salir del barranco, mientras que otras se quedaron estancadas sin esperanza alguna de salir.

Y entonces se tom√≥ la decisi√≥n que ellos mismo han explicado como ‚Äúsin precedentes‚ÄĚ. Decidieron tomar partido y evitar que la naturaleza siguiera su curso y actuara. Al ver que los ping√ľinos y cr√≠as abandonadas llevaban d√≠as tratando de salir del barranco sin suerte, y despu√©s de ver c√≥mo comenzaron a morir los primeros polluelos, decidieron actuar.

Advertisement

Seg√ļn explic√≥ el director William Lawson en el mismo episodio:

Lo hemos pensado mucho, y hemos decidido que definitivamente vamos a cavar una rampa poco profunda que, con suerte, usar√°n.

Y as√≠ fue. El equipo comenz√≥ a cavar un camino para que los animales pudieran salir de aquella trampa mortal. Finalmente, los ping√ľinos utilizaron la ayuda externa y logran escapar.

Advertisement

Como explicaba horas después a quienes criticaban la acción, Doug Allan, un veterano camarógrafo elogiado por el mismo Attenborough:

En este tipo de documentales no interferir es una regla cardinal. Si por ejemplo est√°s viendo una relaci√≥n de depredador y presa, la clave es que tu presencia no debe influir en el resultado. Pero no veo ning√ļn problema con la intervenci√≥n del equipo de filmaci√≥n. Interferir o no es una decisi√≥n basada en lo que est√°s viendo en ese momento.

Interferir en un evento de depredaci√≥n es definitivamente incorrecto pero, en esta situaci√≥n, no asustaron a los ping√ľinos. Todo lo que hicieron fue crear una ruta de escape para ellos. Habr√≠a sido una situaci√≥n mucho m√°s estresante para los ping√ľinos si el equipo de filmaci√≥n hubiera decidido recogerlos y moverlos.

Advertisement

‚ÄúCiertamente creo que, en ese caso, lo que hicieron fue completamente justificable y totalmente comprensible. Habr√≠a hecho lo mismo en su situaci√≥n‚ÄĚ, zanj√≥ Allan. Y no puedo estar m√°s de acuerdo con el experto. [The Guardian]