Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Captura de pantalla: To The Stars Academy of Arts & Science (YouTube)
Captura de pantalla: To The Stars Academy of Arts & Science (YouTube)

En 2004, el piloto de la Armada de Estados Unidos, Chad Underwood, estaba en un ejercicio de vuelo cerca de la costa de California cuando vio y grabó un objeto volador no identificado con una cámara infrarroja. El vídeo, en el que se puede ver una masa oblonga de 12 metros de largo que viaja alrededor de 222 kilómetros por hora —que ahora se conoce como “Tic Tac”— fue publicado en un reportaje del New York Times en 2017 que hablaba sobre el programa de investigación de ovnis del Pentágono, reavivando la fascinación pública por este tipo de fenómenos.

Advertisement

El miércoles, New York magazine publicó la primera entrevista con Underwood, el piloto que vio el extraño objeto después de que su comandante Dave Fravor le dijera que había visto algo en su vuelo anterior, y después de que hubiese aparecido también en el radar del USS Princeton.

“Fuimos a nuestra área designada de entrenamiento”, dijo Underwood a New York magazine. “No estábamos buscando nada necesariamente, pero el Princeton había visto un objeto concreto que quería que cazásemos, a falta de una palabra mejor. Y de repente, veo un punto en mi radar.”

Underwood dijo que no vio el “Tic Tac” —el apodo que él mismo le dio— con sus propios ojos, ya que estaba concentrado en grabarlo. “Estaba más preocupado por seguirlo, asegurándome de que la grabadora estuviera encendida para poder traer algo de vuelta al barco y que los de inteligencia pudieran diseccionar todo lo que había grabado”, dijo.

Pero cuando vio el Tic Tac en la cámara termográfica, se quedó desconcertado: “Lo que más me llamó la atención fue lo errático de su comportamiento. Y lo que quiero decir con “errático” es que sus cambios de altitud, velocidad y aspecto fueron diferentes a cualquier objetivo aéreo que he visto antes”, dijo Underwood.

“Se estaba comportando de formas que no son físicamente normales”, siguió. “Porque los aviones, ya sean tripulados o no tripulados, tienen que obedecer las leyes de la física. Tienen que tener alguna fuente de sustentación, alguna fuente de propulsión. El Tic Tac no estaba haciendo eso. Iba de unos 15000 metros a unos 30 en cuestión de segundos, lo cual no es posible”.

Advertisement

Su movimiento no fue lo único que llamó la atención a Underwood. Observó que el objeto no “emitía una columna de calor” y no mostraba ninguna señal típica de recibir propulsión.

Cuando el piloto aterrizó, un amigo de otro escuadrón se burló de él y, en broma, le preguntó si también había visto algo extraño en el cielo, recordó Underwood. “Y pensé, ‘En realidad, como sé que quieres burlarte de mí, lo grabé todo en vídeo’”.

Share This Story

Get our newsletter